Caso Agustín Acencio: ordenaron detener al acusado, pero luego dijeron que fue un error

La víctima tenía 19 años cuando fue atropellado por Mauro Insaurralde, un policía de la Guardia Urbana, que escapó de la escena y luego denunció que le robaron el auto.

por
por

Si querés recibir las noticias del oeste en tu celular o enviar tu comentario, entrá a nuestro Whatsapp. También a InstagramTwitter y Facebook.

Agustín Acencio murió hace 14 meses, el 30 de mayo de 2020. Tenía 19 años y falleció luego de luchar durante una semana en una cama de hospital. Ese 22 de mayo, en plena estricta vigencia del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio, con las calles vacías, la moto de Agustín fue embestida por un Ford Orion que circulaba a toda velocidad por las calles de Rafael Castillo, La Matanza.

El conductor se llama Mauro Insaurralde y en ese momento era miembro de la Guardia Urbana. Según relataron testigos de la causa, Insaurralde bajó del auto, lo pateó para ver si se movía y abandonó la escena. El episodio ocurrió en el cruce de las calles Méndez de Andes y Tres Cruces.

En los últimos 14 meses, la causa avanzó a paso lento, lo cual puede explicarse a partir de las complicaciones impuestas por la crisis sanitaria. El fiscal Carlos Arribas, de la UFI 12 de La Matanza, caratuló la causa como “homicidio culposo agravado por abandono de persona” y desde hace meses se espera por la decisión del juez Pinos Guevara, quien debe poner fecha para el inicio del juicio y definir la prisión preventiva pedida por la familia.

En el medio, ocurrió algo llamativo, que despertó la desconfianza de la familia. “Tuvimos en junio una reunión con el fiscal Arribas y nos dijo que había pruebas suficientes como para encarcelarlo. A los 4 días, le llegó a nuestro abogado una notificación del juez, que decía que se había pedido la detención. Al día siguiente, esa notificación desapareció”, contó a Claudia Ojeda, madre de Agustín, en diálogo con No Ficción.

“Sabemos que tiene contactos porque era de la Guardia Urbana. Sabemos que el mismo día que atropelló a mi hijo hizo desaparecer el auto. Nunca se pudo periciar porque ese día hizo la denuncia de robo. Todo esto nos hace dudar sobre qué pasó”, apuntó Ojeda y agregó: “Arribas dice que fue un error del juez y el juez no dio respuestas aún”.

El caso de Agustín es uno de los tantos que son expuestos este viernes en una marcha en Congreso, que busca visibilizar accidentes viales, femicidios, casos de gatillo fácil y otros relativos a la inseguridad.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: