Carola Labrador y la madre de Ángeles Rawson se dieron un conmovedor abrazo en el juicio por el crimen de Candela

La madre de Candela, Carola Labrador, y la de Ángeles Rawson, Jimena Ardúriz, se dieron un conmovedor abrazo en medio de la segunda audiencia en el juicio que se le sigue a tres sospechosos por el secuestro, abuso y crimen de la nena de once años.

por
por

La imagen, captada por el fotógrafo de Tiempo Argentino Eduardo Sarapura, precisa el momento en que Labrador se ubica detrás de sus abogados defensores, Fernando Burlando y Fabián Améndola, tras declarar ante los jueces del Tribunal Oral en lo Criminal Nº 3 de Morón. Hacía unos instantes, la mujer había recordado en primera persona ese 22 de agosto de 2011, el último día que vio a su hija con vida. Ardúriz, presente en la sala, y habiéndose quebrado en varias oportunidades durante el relato de Labrador, se acercó para contenerla.

A partir de hoy y hasta que finalice el juicio, Ardúriz seguirá de cerca el debate oral en representación del Archivo Nacional de la Memoria del ministerio de Justicia de la Nación que, al igual que varias mujeres familiares de víctimas que integran la Secretaría de Derechos Humanos, decidieron estar en presentes ante las dudas que pudieran surgir del proceso judicial.

Tal como se había solicitado al inicio del juicio, además se incorporaron dos veedores, uno por la Procuración bonaerense y otro por el Colegio de Abogados de Morón. Por su parte, dieron el faltazo los emisarios de la Suprema Corte de Justicia de la provincia.

A Labrador y Ardúriz las une la pérdida de una hija. En el caso de la adolescente de Palermo, fue condenado a prisión perpetua a mediados de 2015 el portero Jorge Mangeri.

Foto: Eduardo Sarapura

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: