Aseguran que Espinoza quiere ser «el Massa del oeste» y hacer una gestión superadora en La Matanza

Este jueves se pone en marcha su cuarto mandato en el municipio. Reactivar las obras paralizadas será su objetivo. Sabe que para lograrlo necesitará de Magario.

por
por

Cuando se confirmó que la entonces intendenta de La Matanza, Verónica Magario, iría como candidata a vice de la Provincia de Buenos Aires, su antecesor Fernando Espinoza supo que tenía que barajar y dar de nuevo. Aquél día se terminaron sus sueños de Gobernador y semanas después anunció que buscaría un nuevo mandato en el municipio. Desde entonces tiene una idea fija: «hacer la mejor gestión peronista de la historia del distrito».

Así se lo confió a No Ficción un asesor cercano a Espinoza. Según la fuente, que se desempeñó en distintas secretarías del distrito, «el intendente quiere tener un fuerte impacto con la imágen de La Matanza». Y lo graficó de la siguiente manera: «Salvando las distancias, la idea es algo como la gestión de (Sergio) Massa. No es que queremos ser como Tigre, sino que haya un antes y un después de Fernando».

Uno de los concejales que ingresa al recinto local este año también coincidió en los objetivos: «Lo que nos planteó a un grupo de compañeros es que quiere hacer el mejor Gobierno peronista de La Matanza de la historia. Está muy metido, queriendo activar lo que quedó colgado» estos cuatro años. Según el edil, «todo el peso político que tiene, más el rol de Verónica en la provincia, lo va a usar para traer recursos».

Los proyectos de Espinoza para ser «el Massa del oeste»

Según el nuevo integrante del Concejo Deliberante, Espinoza «quiere terminar los dos hospitales provinciales, la Universidad de La Matanza (UNLAM) de González Catán y hacer reservorios para no tener inundaciones«. Se trata de proyectos inconclusos y uno que ni siquiera comenzó a tratarse, como el de las obras hidráulicas. Hoy los vecinos de Laferrere, Gonzáles Catán y Virrey del Pino saben que dos veces al año el agua entra a sus casas.

Inundaciones en La Matanza, una postal de todos los años

Necesitará de la gestión de Magario en la Provincia para la reanudación de las obras en el Hospital materno infantil Kirchner, ubicado en el KM 24 de la Ruta 3, en Gregorio de Laferrere; y del Hospital General de Agudos René Favaloro, ubicado sobre la Ruta 1.001 en Rafael Castillo. Por su parte, la sede de la UNLAM construida hace tres años en González Catán tiene una historia similar a la de los nosocomios: edificio concluido pero vacío por dentro.

Uno de los asesores del intendente sumó dos iniciativas más: el polémico proyecto del Centro de Reconversión Energética (CARE), que propone generar energía a través de la incineración de basura. «Con ayuda o no de Energía Argentina SA (ENARSA), la idea es activar el CARE y también tiene en mente realizar obras de infraestructura para transformar avenidas y rutas», aseguró la fuente. Por su parte, el concejal manifestó: «será su piso para pararse hacia adelante». ¿En cuatro años volverá a soñar con la Gobernación?

¿Qué pasará con el Gabinete?

Una de las fuentes consultadas por este medio aseguró que «el Gabinete va a ser completamente diferente al de Magario, va a ser más técnico que de perfil político, donde cada secretario va a estar preparado técnicamente para el lugar en el que se va a desempeñar». Esto pone en duda la continuidad de algunos funcionarios, sobre todo los que en 2015 tras la derrota kirchnerista desembarcaron en La Matanza.

Son los casos del secretario de Hacienda, Roberto Feletti, la titular de Producción, Débora Giorgi; y por último, su par de Ciencia, Tecnología y Políticas Educativas, Silvina Gvirtz. Según pudo conocer No Ficción, Feletti continuaría su trabajo en el Senado Provincial, mientras que del equipo de Gvirtz no supieron decir qué será de su futuro. El entorno de Giorgi, por su parte, prefirió no hacer declaraciones al respecto.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: