Apogeo, caída y ocaso de Sergio Massa, visto desde La Matanza

El dirigente peronista perdió casi 30 puntos en cuatro años y en los últimos dos se le fugaron más de 30 mil votos. Mirá cuáles son los motivos que empujaron al tigrense por un empinado tobogán en el distrito más populoso de la provincia de Buenos Aires.

por
por

Sergio Massa inició en 2013 el camino para intentar llegar a la presidencia pero 4 años después todo parece indicar que su sueño quedará trunco. Fue ese año una bisagra para su carrera política, ya que encarnó el sentir de una porción importante de la sociedad que quería poner un freno a la hegemonía del kirchnerismo. Al cabo de cuatro años, sin embargo, la figura del ex jefe de Gabinete cayó estrepitosamente en las urnas y una de las causas es el descenso categórico que sufrió en La Matanza, el distrito más populoso de la provincia y más grande de la Argentina.

Allá por 2013 desde Tigre, su pago chico, hizo pie rápidamente en Buenos Aires ganándole las elecciones legislativas con su candidatura a diputado nacional a Martín Insaurralde, por entonces crédito de la ex presidenta Cristina Fernández. Massa caló hondo en el electorado y obtuvo una gran cantidad de votos en el pago matancero. Si bien 3 puntos lo separaron del primer puesto en el corazón del Conurbano Bonaerense, obtuvo un 40% que fueron determinantes para el triunfo provincial. Conseguir ese volumen de sufragios en este territorio y por fuera de la estructura del PJ, fue considerado una verdadera proeza.

Para 2015 Massa no pudo ni supo capitalizar tamaño triunfo. La incursión victoriosa del macrismo en la provincia de Buenos Aires empezó a minar el sueño del tigrense. El kirchnerismo, con Daniel Scioli a la cabeza, fue la fuerza que más votos consiguió en el rubro presidencial pero la gran elección de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal dejaron al creador del Frente Renovador en un lejano tercer lugar.

Para trazar una línea comparativa y retratar la caída en la consideración pública, basta con recorrer las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) de 2015. En esa oportunidad Massa obtuvo en La Matanza 127.929 votos, es decir, el 18.54% de los sufragios como precandidato a jefe de Estado.

Comparado estos guarismos con los resultados del 2013, se desprende que el exintendente de Tigre perdió en dos años más de 20 puntos porcentuales en el distrito. El excelente resultado de la candidatura a intendenta de Verónica Magario fue otro motivo que influyó en la caída del líder del Frente Renovador.

Golpe duro

Massa intentó recuperarse en las PASO 2017 del último domingo, pero La Matanza volvió a serle esquiva. El diputado relanzó su espacio e incorporó a la radical Margarita Stolbizer a sus filas, aunque la fisonomía de su espacio en La Matanza no tuvo modificaciones.

El domingo, su precandidatura a senador nacional obtuvo en La Matanza 30 mil adhesiones menos que su postulación presidencial del 2015. Apenas contabilizó el 13.37% de la totalidad de los votos.

Entre el crecimiento exponencial de Cambiemos y las buenas performances de Verónica Magario, primero como candidata a intendenta y ahora como precandidata testimonial a concejala, Massa y su espacio local perdieron casi 30 puntos en 4 años y el sueño de conducir al peronismo y llegar a la presidencia parece una utopía.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: