Aeropuerto El Palomar: marcha atrás del Gobierno, furia de Flybondi y caravana contra la reapertura

Además, la incómoda posición de los intendentes, que entienden la vuelta de la actividad como la mejor opción.

por
por

Si querés recibir las noticias del oeste en tu celular o enviar tu comentario, entrá a nuestro Whatsapp. También a InstagramTwitter y Facebook.

La novela por el aeropuerto de El Palomar parece no tener fin. Luego de meses de idas y vueltas, a inicios de octubre hubo una reunión entre el Ministro de Transporte, Mario Meoni, y los intendentes de los municipios involucrados en la que se acordó la continuidad de las operaciones comerciales. Sin embargo, hace unos días, el Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA) estableció que el aeropuerto de Ezeiza es el único habilitado para la región del AMBA por haberse adaptado a las medidas medidas para atender los nuevos protocolos sanitarios.

Esta decisión desató la furia de Flybondi y, en paralelo, las organizaciones de vecinos que están en contra de la operación comercial en El Palomar realizaron una numerosa caravana contra la reapertura. En el medio, los intendentes, con mayor o menor énfasis, volvieron a pedir por la reapertura.

Diego Valenzuela, intendente de Tres de Febrero, apuntó contra el oficialismo nacional a través de las redes sociales: “En un momento tan delicado para la economía argentina, perder puestos de trabajo es el peor escenario. Hoy, el Aeropuerto de El Palomar corre peligro y no por una razón económica, sino ideológica. Un sector político busca mantener privilegios y pone en riesgo miles de trabajos”. Finalmente, Valenzuela planteó: “Busquemos la forma de que vuelva a funcionar, no la excusa para cerrarlo”.

Lucas Ghi, intendente de Morón, aseguró en declaraciones radiales que la actividad del aeropuerto tiene “más impactos positivos que negativos para la ciudad”. En el mismo sentido, amplió: “Se lo hicimos saber al Ministro de Transporte y a las autoridades. También transmitimos la importancia de sostener los puestos de trabajo, aunque nos garantizan que eso está salvaguardado. Seguiremos llevando nuestro testimonio a cada lugar en el que podamos expresarlo”.

Si bien no se expresaron al respecto en los últimos días, tanto Alberto Descalzo de Ituzaingó como Juan Zabaleta de Hurlingham están de acuerdo con la reapertura.

Por el lado de las empresas, hay dos low cost operando: JetSmart y Flybondi. La primera de ellas está de acuerdo con operar en Ezeiza, que es la opción preferida por el Ministerio de Transporte. Sin embargo, Flybondi, que tiene una operación menor, no quiere dar el brazo a torcer y emitió un duro comunicado.

Flybondi expresa su más absoluto rechazo a esta decisión, cuyos argumentos son íntegramente impugnables y maliciosos; pero lo que es más grave aún, es que deja al descubierto el desmanejo regulatorio y la ausencia total de planificación y coordinación, generando dos claros damnificados: los pasajeros y los trabajadores”, aseguraron.

Resta todavía la resolución de la Corte Suprema de Justicia de la Nación sobre las denuncias ambientales de las organizaciones vecinales. En todo este marco, se realizó el lunes último una caravana que partió del Hurlingham Club y llegó hasta la puerta de la Base Militar de El Palomar, bajo las consignas “No a la extorsión de Flybondi” y “No al aeropuerto trucho e ilegal El Palomar”.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: