Zanella frenó su producción en Caseros y los trabajadores denuncian tercerización

Los empleados marcharon por el centro de Caseros en defensa de sus puestos de trabajo. La situación es cada vez más crítica.

por
por

Más de un centenar de empleados de Zanella dejaron de percibir su salario hace dos meses, no se les abonó el aguinaldo y cobran un pago semanal entre 2500 y 5000 pesos si trabajan y no protestan. Esta es la situación que atraviesan 132 operarios de la fábrica de motos en su planta de Caseros.

Ante este panorama, decidieron volver a las calles para hacer visible su situación y marcharon hacia la municipalidad para buscar alguna ayuda a sus reclamos. «Tres de Febrero está mejor», rezan los carteles con los que Diego Valenzuela va en busca de la reelección en octubre. La realidad no es así para los trabajadores de Zanella.

A la situación crítica por la falta de pagos de salarios y aguinaldos, denunciaron que la empresa terceriza la producción y que los amenazan con despedirlos si el dueño consigue el Procedimiento Preventivo de Crisis.

Según cuenta iProfesional.com, el último viernes tras una reunión en la Secretaría de Trabajo la empresa dijo que esta semana no iban a tener más actividad y ofreció el pago de $2.500 por los 7 días. Esta propuesta fue rechazada por los trabajadores, a los cuales la empresa les debe entre $100.000 y $120.000 a cada uno.

Walter Sauan, delegado de Zanella en Caseros, explicó a BAE Negocios: «La empresa está tercerizando la producción en Mar Maquinarias, representante oficial de Suzuki Motors en Argentina, que tiene una línea de ensamblado en Boulogne. A nosotros, no nos paga ni nos quiere dar más trabajo y nos amenaza con que cerrará la planta y la mudará a San Luis».

En los últimos meses, Zanella pasó de tener 4 plantas y 500 empleados a quedarse con dos plantas y menos de 200 trabajadores.

El viernes 20 de septiembre, el intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, anunció beneficios para la compra de motos con la tarjeta del municipio. En su discurso, el funcionario acusó al ala peronista del Banco Provincia de frenar un préstamo clave para el fabricante de motos.

Según Valenzuela, «dos directores alineados al peronismo, Juliana Di Tullio y Héctor Vivaldo, han bloqueado en el Banco el prestamo«. El intendente reveló que él mismo habló con el presidente de la entidad, Juan Curuchet, ya que el dinero «permitiría ganar tiempo y esperar una reactivación económica». Pero alegó que «actitudes políticas» frenaron el desembolso.

Ante la acusación, la misma Di Tullio cruzó a Valenzuela en redes sociales: «intendente, debería chequear la información que da a los medios y a la empresa. Usted sabe que el oficialismo tiene mayoría en el Directorio del Banco Provincia, dudo que Curuchet le haya dado información errónea», sostuvo y le exigió un pedido de disculpas al mandatario municipal.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: