VIDEO | Ramos Mejía: en una persecución un policía recibió un balazo en la cabeza y herido logró detener a dos delincuentes

Una persecución iniciada en Morón terminó a metros de la estación de Ramos a los tiros. Un efectivo lastimado en el cuero cabelludo logró atrapar a uno asaltante con ayuda de un delivery, mientras que el otro oficial aprehendió a un segundo sospechoso. Hay dos prófugos.

por
por

Una persecución policial iniciada en Morón terminó en Ramos Mejía, La Matanza, con un efectivo de la bonaerense herido por una bala que le rozó la cabeza, pero que sin embargo junto con su compañero y la asistencia de deliverys de la zona, lograron detener a dos de cuatro delincuentes que estaban cometiendo asaltos en distintos puntos del oeste.

Fuentes policiales y judiciales informaron hoy a Télam que todo se dio anoche antes de las 21 cuando se reportó al sistema 911 que en la intersección de las calles Pastor Obligado y Virrey Liniers, de Morón, un auto Chrysler PT Cruiser de color negro, escapó de un control policial, por lo que se inició una persecución. Se cree que arriba del vehículo iban cuatro delincuentes.

Cerca de 10 patrulleros de Morón y La Matanza activaron un operativo cerrojo para atrapar a los sospechosos que pasaron a toda velocidad por la zona de Haedo. Pero a pocos metros de la estación de Ramos Mejía lado norte, los cuatro asaltantes se se bajaron del vehículo y comenzaron la fuga a las corridas y a los tiros contra dos policías de un móvil del Comando de Patrullas de Morón.

Fue en la intersección de las calles Güemes y Alem donde hubo un intercambio de disparos en el que uno de los policías recibió un balazo que le rozó la cabeza. Mientras que otro de los delincuentes también fue herido y quedó tendido en el suelo, por lo que fue detenido junto con otro delincuente. El resto de la banda escapó.

Los asaltantes fueron identificaos como Jonathan Abel Orquiola (27) y Gonzalo Adrián Comizzo (28), y éste último es quien terminó herido de un impacto de bala en la región lumbar. Por su parte, el efectivo herido es un Sargento de la Bonaerense, de nombre Leandro Giménez, y que debió ser trasladado a Hospital Posadas en uno de los patrulleros, aunque se encontraba fuera de peligro.

En una secuencia grabada en un video de un comercio se puede observar cuando el policía herido que tenía a uno de los delincuentes tirado en el piso le pide ayuda a un motociclista que realiza delivery y pasaba por el lugar. Este trabajador fue quien se encargó de esposar boca abajo al detenido que resultó herido, mientras el efectivo se recostó contra una persiana de un comercio tomándose la cabeza ante el sangrado de su herida.

UNA BANDA PELIGROSA EN EL OESTE

Las armas que utilizo la banda delictiva en Ramos Mejía

Fuentes judiciales revelaron a Télam que se trata de una banda “muy peligrosa” del barrio Ejército de los Andes de Ciudadela, más conocido como Fuerte Apache.

De hecho, el auto importado Chrysler en el que se desplazaban tenía pedido de secuestro por haber sido robado el 14 de abril en el partido de Tres de Febrero, cuando una banda de cuatro a cinco asaltantes lo sustrajo con armas largas.

En el interior del rodado se secuestró una pistola 9 milímetros y un revólver lechucero -ambas armas aptas para el disparo-, un televisor 50 pulgadas, varios celulares y documentación de otras víctimas.

Según las fuentes, el modus operandi es abordar autos de alta gama y obligar a las víctimas a llevarlos a sus domicilios y allí sustraer dinero en efectivo, alhajas y electrodomésticos, para luego abandonar a la víctima en la vía pública y cambiar de auto para continuar con los robos.

Interviene en el hecho la Fiscalía 7 de Morón a cargo del fiscal Matías Rapazzo, quien se hizo presentes en el lugar disponiendo la aprehensión inmediata de los dos malvivientes.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: