VIDEO | Despiadado ataque en Rafael Castillo: murió el nene que fue prendido fuego junto a su mamá

Lo acaba de confirmar su abuela en una publicación de Facebook. La principal acusada fue detenida junto a su novio, acusada de haber actuado en un presunto "ataque de celos".

por
por

Si querés recibir las noticias del oeste en tu celular o enviar tu comentario, entrá a nuestro Whatsapp. También a InstagramTwitter y Facebook.

Una historia de terror como pocas veces se ha visto. Una joven de 22 años y su hijo de tres fueron rociados con un líquido inflamable y luego prendidos fuego frente a su casa de Rafael Castillo. La principal acusada es una ex novia de la actual pareja de la víctima, quién habría actuado por un supuesto “ataque de celos”.

El ataque fue perpetrado el sábado por la noche, frente a una vivienda ubicada en la calle Sudamericana al 2100 de en el partido de La Matanza, donde residen las víctimas, identificadas como Laura Delgadillo y su hijo. Las fuentes informaron a Télam que efectivos de la comisaría 1ra. de Rafael Castillo tomaron conocimiento que la joven ingresó al hospital Paroissien de Isidro Casanova con un gran porcentaje de su cuerpo quemado.

Mientras que hace instantes fue la abuela materna del niño la que confirmó que su nieto no resistió al ataque. “Liam acaba de fallecer”, escribió la mujer en su cuenta de Facebook, en una publicación que acompañó con la imagen del menor.

LA CAUSA

Los efectivos se entrevistaron con el novio de la mujer, un joven de 20 años de nombre Agustín Sayago, que relató que ayer habían salido junto a Delgadillo y luego la dejó en su casa. En ese momento, según el muchacho, se acercó al lugar su ex novia, de 22 años, quien, al parecer, roció a las víctimas con líquido inflamable y las prendió fuego.

Siempre de acuerdo al relato del novio de Delgadillo, él trasladó a su pareja y al hijo de ésta al hospital mientras la sospechosa se fugó del lugar junto a un cómplice a bordo de una camioneta color negra. Según indicó un investigador, la mujer llegó a decir en el hospital quién fue su agresora.

A su vez, el joven agregó que el ataque se dio en un presunto ataque de celos de su ex pareja hacia quien es su novia actual. El fiscal Luis Brogna, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 especializada en Familia y Conflicto de La Matanza, en un primer momento dispuso la aprehensión preventiva del novio de Delgadillo aunque al avanzar con la investigación, quedó libre.

Durante la tarde de ayer, el fiscal ordenó una serie de allanamientos que dio como resultado la aprehensión de dos sospechosos, identificados como Liz Magnolia Ortega Castillo, de 22 años, y su actual pareja Alberto Adolfo Gerasimchuk, alías “Chucho” , también de 22.

Efectivos de la comisaría 1ra. de Rafael Castillo, a cargo de la Subestación de Policía de La Matanza, detuvieron primero al joven en su domicilio en Rafael Castillo y luego, tras tareas de investigación, la mujer fue detenida en su casa de la calle Bocayuba al 3200 de la localidad de Mariano Acosta, partido de Merlo. Ambos serán indagados mañana por el fiscal Brogna por el delito de “tentativa de homicidio” y “homicidio” al confirmarse la muerte del menor.

La familia de Delgadillo está conmocionada por el ataque, pero no ocultaron sus sorpresa por cómo actuó la atacante y no escondieron su bronca hacía la actual pareja de la víctima, a quien acusaron de “abandono de persona”.

No encuentro explicación, porque se dice que fue por celos, pero ella (Liz, la atacante) estaba con su pareja actual. Para mí no estaba es sus cabales, tal vez estaba drogada”, señaló González al portal PP Online. Sobre el rol de su yerno, no escatimó acusaciones: “Para nosotros hizo abandono de persona. A mi hija y nieto los ayudaron unos chicos que estaban tomando cerveza en la esquina”. Es que en el video se visualiza cómo el sujeto se aleja en moto del lugar luego de que madre e hijo empiecen a arder en llamas. La justicia ordenó su aprehensión ayer pero más a modo preventivo que por acusarlo de algo.

LA MADRE CONTINÚA PELEANDO POR SU VIDA

González habló esta mañana desde el hospital Garrahan, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a donde fue derivado de urgencia por la gravedad de las heridas que sufrió y donde finalmente terminó falleciendo. “La única parte que no tiene quemada el nene es la que lo protegió el pañal. El resto, el 85 por ciento del cuerpo la tiene quemado”, expresó al medio PP Online.

El cuadro de su hija, por otra parte, no es alentador tampoco: permanece en coma farmacológico y con necesidad de ser trasladada cuando antes al Instituto del Quemado, pero los médicos no pueden hacerlo porque no garantizan que supere el viaje.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: