Uno de los detenidos por el crimen del empleado de AFIP había recuperado la libertad en febrero

Los dos detenidos por el caso son tío y sobrino y conocían a la víctima del barrio. El crimen ocurrió el fin de semana cuando apuñalaron al joven para robarle una "bicimoto".

por
por

Uno de los detenidos por el crimen del trabajador de la AFIP, quien fue asesinado el sábado por delincuentes que le robaron una «bicimoto» cuando salió al kiosko en el partido de Hurlingham, había estado preso hasta febrero último, cuando recuperó la libertad tras cumplir una condena de seis años por un robo, informaron hoy fuentes judiciales.

Se tata de Marcos Andrés Frizzo, de 32 años, quien fue detenido junto a su tío Lautaro Nicolás Fernández, de 41, cuando tenían en su poder la «bicimoto» robada, como así también el casco, dinero y el teléfono celular de la víctima, identificada como Mariano Figueroa.

Fuentes judiciales aseguraron que Frizzo, quien al igual que su tío Fernández se negó a declarar ante la Justicia en la indagatoria, había recuperado su libertad en febrero pasado, tras cumplir una condena en la Unidad Penitenciaria N° 39 de Ituzaingó, de seis años y dos meses por un robo.

La sospecha de los investigadores es que los dos imputados se hallaban en una fiesta de cumpleaños, de la cual salieron a robar y regresaron poco después con la «bicimoto» de Figueroa, con el objetivo, según testigos, de regalársela al cumpleañero.

El hecho ocurrió el sábado cerca de las 4.40 de la madrugada, cuando Figueroa, quien trabajaba en la AFIP-Regional Oeste, regresaba a su casa de la calle Pablo Pizzurno al 300, de Hurlingham, y fue abordado por dos personas que iban a pie, quienes le robaron la «bicimoto» y lo apuñalaron en el estómago.

Los delincuentes huyeron con la “bicimoto” de color negra y objetos personales de la víctima, mientras que vecinos del lugar llamaron de inmediato al 911 y solicitaron una ambulancia, cuyo personal constató la muerte de Figueroa a raíz de la herida de arma blanca que sufrió.

Efectivos de la Comisaría Primera de Hurlingham observaron que en el cruce de Solís y el arroyo Morón había dos sospechosos con un rodado similar al robado.

Al notar la presencia policial, los hombres abandonaron la bicimoto e ingresaron a una vivienda ubicada en la calle Juan de Garay al 200, donde se desarrollaba el cumpleaños del que instantes antes habían salido a robar, dijeron las fuentes a Télam.

Cuando los agentes irrumpieron en el domicilio, encontraron a seis personas reunidas y hallaron la bicimoto, aunque no a los sospechosos, que procuraban escapar por los techos.

No obstante, tras un operativo en la zona, ambos fueron alcanzados y detenidos, uno en inmediaciones de la vivienda y otro en el cruce de las calles Garnica y Alfaro, indicaron los informantes.

Los testigos del cumpleaños fueron trasladados a declarar a la seccional, donde relataron que esos dos sospechosos habían comentado que “habían bardeado”, contaban dinero en efectivo y se movilizaban en una “bicimoto”.

Siempre de acuerdo al testimonio de esas personas, ambos salieron a probar la bicicleta con motor que pensaban regalarle al cumpleañero, aunque a los pocos minutos regresaron corriendo porque vieron a la policía que llegó al lugar tras monitorear las cámaras de seguridad del municipio.

«Me dijo que lo habían asaltado, que lo apuñalaron, y se tocó, se apretó y estaba lleno de sangre; yo no sabía qué hacer», relató esta mañana en diálogo con el canal de noticias TN la mujer de Mariano Figueroa, Gladys, sobre el momento en que la víctima se acercó hasta su casa luego de haber sido atacado por los ladrones.

Gladys explicó que llamó a la policía para que llevaran a su esposo a algún centro asistencial de la zona, pero que Figueroa falleció antes de la llegada de la ambulancia al lugar: «Se cayó, se murió en mis brazos», contó.

Por otro lado, el cuñado de la víctima comentó que conocen a los imputados por el crimen, Fernández y su sobrino Frizzo, ya que viven «a dos cuadras» del domicilio de Mariano.

«El dolor es saber que es gente que uno conoce, no puede ser que no se hayan dado cuenta de que era Mariano; nos arrebataron su presencia por nada», concluyó.

Los detenidos quedaron a disposición del fiscal Matías Rapazzo. de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 7 del Departamento Judicial de Morón, quien dispuso que queden detenidos tras la indagatoria.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: