Una pyme matancera, detrás de los superbarbijos creados por el Conicet, la UNSAM y la UBA

Se trata de KOVI SRL, una textil de Lomas del Mirador dedicada a la fabricación de productos para el hogar, hoteles y hospitales. ¿Cómo surgió la idea? ¿Dónde comprarlos?

por
por

Una textil de La Matanza podrá vender en farmacias los barbijos antivirales más eficientes contra el Covid-19. El producto fue creado por la pyme Kovi SRL, de Lomas del Mirador, junto con científicos del CONICET, la Universidad de Buenos Aires (UBA) y la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM). Y tras ser testeado con éxito ya comenzó a fabricarse en la zona oeste.

No Ficción dialogó con Alan Konig, director de Kovi, quien contó como surgió la idea: «Nosotros nos dedicamos a la producción de toallas, y hace un año comenzamos un proyecto para quitarles el olor a humedad que les queda, que es por proliferación de hongos. La idea era eliminar esto. Pero cuando llegó el coronavirus se reorientó el proyecto para hacer nanotecnología eliminando el Covid-19 de barbijos«.

Fue así que comenzaron a pensar en un barbijo antibacterial y para ello se contactaron con la científica Silvia Goyanes, de la UBA-CONICET, quien armó un equipo de trabajo con su par Ana María Aloy y con Roberto Candal y Griselda Polla de la Universidad Nacional de San Martin. Konig explicó que el desarrollo se dio de abril a mayo y luego fue el turno de las pruebas.

Finalmente, el jueves pasado se oficializó que el producto había superado las pruebas del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) y del área de Virología del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA). Es por eso que la Pyme matancera cuenta con una licencia exclusiva para fabricar estas telas bajo el nombre de Atom Protect.

«En breves, en unos dos meses, comenzará a estar en farmacias, por ahora se vende por vía web a todo el país«, explicó Konig. Los diez barbijos cuestan $3.240 y se pueden lavar con agua y jabón hasta 15 veces. El director de Kovi lo graficó de la siguiente manera: «una persona que va al mercado y vuelve no tienen porqué lavarlo, se autoesteriliza en 120 segundos. Lo puede usar al otro día».

UN ACUERDO PARA LLEGAR A TODOS

El director de Kovi detalló que el acuerdo con el Conicet y las universidades implica que «el 10% de la producción se dona para gente que no tiene recursos para comprar su barbijo antiviral», ya que «pretendemos llegar a todos, la idea no es hacer un barbijo que valga 2 mil pesos».

De esta forma, el 10 por ciento de las telas serán destinados a pequeños talleres del conurbano bonaerense, que confeccionarán barbijos para otorgar de forma gratuita.

¿CÓMO FUNCIONA EL BARBIJO ANTIVIRAL?

Se trata de un producto hecho con dos telas pero que tienen tres capas. Son tejidos de algodón poliéster (como el de las sábanas) que adquieren la propiedad de inactivar virus y matar bacterias y hongos a partir de ser tratadas con diversos antivirales y antimicrobianos que desarrollaron los investigadores.

La capa de tela interior del barbijo (la que queda junto a la boca y la nariz) incorpora iones de plata y otros compuestos fungicidas y antibacterianos, junto con materiales poliméricos que permiten la retención de estos activos. Mientras que la capa de tela externa es tratada con un producto que contiene iones de cobre compuestos fungicidas, bactericidas y polímeros, que son los que le brindan al tapabocas la acción antiviral.

Goyanes explicó que además «hay una tercera capa polimérica semipermeable que permite lentificar el proceso de absorción de las microgotas en las que se transportan las partículas virales. Lo que hace esto es otorgarles más tiempo para ejercer su efecto a los iones de cobre y al resto de los componentes antimicrobianos».

El superbarbijo Atom Protect es otro ejemplo de cómo el trabajo en conjunto de la ciencia con las Pymes puede dar resultados útiles para los vecinos en épocas de pandemia: trabajo, producción y lucha contra el coronavirus. Es el caso de Kovi, la textil de La Matanza.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: