Un policía federal cayó detenido tras engañar a una nena de 11 años y pedirle fotos sexuales en TikTok

El acusado fue detenido en su casa de Quilmes tras una rápida investigación que comenzó esta semana luego de la denuncia de la madre de una de las víctimas. Se cree que puede haber muchas más niñas que fueron sometidas por el acusado.

por
por

Un agente de la Policía Federal fue detenido ayer en la localidad de Ezpeleta, en el partido de Quilmes, luego de una expeditiva investigación judicial coordinada por la Estación de Policía de Hurlingham, que determinó que el hombre captaba a nenas a través de las redes sociales a quienes les pedía fotos sexuales. Hoy se negó a declarar ante los funcionarios de la UFI 5 de Morón.

Según se pudo reconstruir, el acusado había abierto cuentas en Tik Tok e Instagram, donde se llegó a hacer pasar por su hijo además de crear usuarios falsos para engañar a las vulnerables víctimas, lo que se denomina grooming.

En la investigación en curso, se estableció que entre diciembre de 2019 y el 23 de agosto pasado, el imputado, identificado como Edmundo García Vargas, quien está casado y tiene 34 años, bajo el usuario @amilellenda1, simulando tener 12 años de edad, se contactó con una nena de 11 “con el propósito de producir fotografías de sus partes genitales con fines predominantemente sexuales”.

En este caso, lamentablemente la niña accedió y el sospechoso incluso le envió imágenes de un pene. De la misma manera, el policía le pidió al menos en tres oportunidades mantener relaciones sexuales, las cuales no se consumaron.

Por si fuera poco, el agresor se comunicó a través de dos videollamadas con la víctima, donde en ningún momento dejó ver su rostro completo, sin embargo se llegó a apreciar que en el mentón tenía un singular lunar, cuya particularidad resultó ser coincidente con la del imputado.

García Vargas habría tenido el mismo modus operandi con otras nenas, por lo que los investigadores presumen que el agresor sexual habría atacado más veces. El caso que fue denunciado por la madre de la víctima, que vive en Hurlingham, quedó a cargo de los fiscales Marisa Monti y Claudio Oviedo.

Si bien el primer ataque sexual del sospechoso se habría registrado a fines del año pasado, este tipo de agresiones están a la hora del día en el actual contexto de pandemia donde aplicaciones como Tik Tok, que solían ser utilizadas masivamente por menores de edad, comenzaron a extenderse a los adultos. Por ello, los investigadores destacaron la importancia que los padres de las criaturas revisen y supervisen lo que hacen los niños en las redes sociales.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: