Tres brutales asaltos a mujeres en menos de 24 horas en el oeste

Lamentables coincidencias en un día: tres mujeres fueron salvajemente violentadas -una de ellas murió- en tres robos ocurridos en diferentes distritos.

por
por

La cuarentena atravesó distintos momentos desde lo delictivo: una supuesta parálisis de hurtos y robos al principio, en donde prácticamente no se registraron detenciones ni causas, pero con el correr de los días los casos fueron en aumento hasta volver a cierta «normalidad». El lunes, se dieron tres resonantes episodios en el oeste que tuvieron como víctimas a mujeres en los cuales se puso de relieve la inusitada violencia de los delincuentes aplicada sobre ellas.

El caso más grave, fue el registrado en Moreno, donde Débora Ángela Ríos, de 36 años, fue asesinada a puñaladas y botellazos. Poco antes, en Merlo, una mujer de 28 años había sido herida con un cuchillo en la cabeza, por dos delincuentes que le robaron la moto y en la localidad de Loma Hermosa, en Tres de Febrero, una mujer fue asaltada y arrastrada una cuadra por un ladrón a bordo de una moto.

«No me hagan nada, tengo un hijo»

El femicidio de Débora Ríos fue brutal. “No me hagan nada, tengo un hijo”, suplicó antes de ser asesinada, según un testigo clave de la causa. Ocurrió en la localidad de Cuartel V. La joven playera se dirigía a la estación de servicio donde trabajaba cuando fue abordada por tres hombres que le propinaron 31 puñaladas y varios golpes en la cabeza, según el resultado preliminar de la autopsia.

Hasta el momento, hay dos detenidos. Enzo, de 24 años, y Alexis Iván, de 20, quienes fueron acusados por “homicidio agravado criminis causa y por alevosía, en concurso real con robo agravado por el uso de arma”, que prevé una condena a prisión perpetua.

Se busca a un tercer sospechoso, que según los médicos forenses habría sido quien sujetó a la víctima para que los otros dos la atacasen. Según los peritos, las puñaladas se dieron con un cuchillo y con un arma de punta redondeada, que podría ser un destornillador.

En el lugar, se encontró un gas pimienta, por lo que se presume que Débora intentó defenderse. Los femicidas le sustrajeron un celular y una mochila.

Infructuoso robo, pero violento

El caso de Merlo ocurrió cuando dos delincuentes llegaron en una moto y atacaron a una mujer para robarle la suya. Según la policía, los delincuentes abandonaron la Honda 150 en plena calle, luego de no poder encenderla.

El robo fue grabado por una cámara de seguridad municipal y las imágenes fueron entregadas al personal policial de la comisaría cuarta de Merlo.

Viva de milagro

En Loma Hermosa, una mujer de 46 años vivió una situación dramática cuando fue asaltada por un sujeto a bordo de una moto, quien la golpeó y la arrojó al suelo para robarle. La mujer caminaba con varias bolsas de supermercado y regresaba a su hogar.

Cuando el ladrón quiso escapar con el celular de la víctima, el pelo de la mujer se enredó en las ruedas de la moto. Acto seguido, el ladrón la arrastró por media cuadra, hasta que los vecinos salieron en defensa de la mujer. El delincuente escapó corriendo y dejó el vehículo en el lugar.

Un hombre de 23 años fue detenido por el asalto, a cinco cuadras del lugar. “Encontramos a la dueña de la moto, quien sería la novia del imputado, y declaró que ayer este muchacho se presentó en su casa y le sacó la moto y otras pertenencias”, dijo un vocero policial a Télam. “Estoy viva de milagro”, dijo la víctima.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: