Tren Sarmiento: denuncian largas demoras e incumplimiento del protocolo sanitario

Los trabajadores del sector advierten que los micros de refuerzo "solo salen cuando se junta mucha gente", en el momento más duro de la pandemia.

por
por

Las demoras en el tren Sarmiento llegan hasta los 30 minutos, en las horas pico, momento en que los pasajeros se acumulan en los andenes. El cumplimiento del distanciamiento social y de los protocolos de prevención de Covid-19 se hace prácticamente imposible. En paralelo, asciende el número de los contagiados entre los trabajadores de los trenes, en el marco del peor momento de la pandemia del coronavirus, cuando los casos diarios superan incluso los 10.000 contagiados.

Desde Trenes Argentinos, aseguraron a este medio que “el servicio del Sarmiento funciona normal, con alguna cancelación que otra por falta de personal por protocolo de Covid”, pero en líneas generales “no hay afectación significativa del servicio”. En ese sentido, “el refuerzo de micros ya es un servicio habitual”. La fuente agregó que sí hay problemas en el tren Mitre, “por el tema de la toma de terrenos, que no está prestando servicios en el ramal Mitre-Tigre”.

La mirada de los trabajadores del sector difiere de la declaración oficial. El delegado del sector Control de Pasajes (Evasión) del Sarmiento, Rubén Maldonado, explicó a No Ficción: “A la mañana, hay refuerzo de micros en tres estaciones: Moreno, Merlo y Morón. A la tarde, hay en Once y, a veces, en Liniers. Solo salen en caso de que haya muchos atrasos. Incluso, cuando hay atrasos muchas veces tampoco se utilizan”.

“Los trenes no están funcionando del todo bien y se necesitan los micros. El micro tendría que salir igual porque están viajando no solo los trabajadores considerados esenciales, sino obreros que buscan los medios cómo sea para ir a trabajar. Los controles de Gendarmería para el cumplimiento de los protocolos no están en todo momento. Es flojo ese tema, hay mucho movimiento y la gente no viaja sentada. Los micros podrían ayudar a descomprimir, pero no salen, a menos que haya demasiada gente”, detalló Maldonado.

Luis Culet, delegado de Guardas del Sarmiento, habló en el mismo sentido: “No se está respetando el distanciamiento en el servicio. No se respeta el protocolo. Los trabajadores hacemos todo lo posible para controlar el cumplimiento dentro cada uno de los sectores, pero en el servicio de pasajeros no se respeta porque hay una gran cantidad de compañeros que están de baja por el Covid y es muy difícil cumplir con las exigencias”.

El último informe del Ministerio de Transporte, fechado el 1 de septiembre, indicó que apenas viajó el 27% de los pasajeros que en promedio solía viajar. Al respecto, Maldonado afirmó: “Es cierto que todas las medidas que se toman bajan el caudal de gente, pero aun así viajan amontonados. Los trenes se limpian, se hacen guardias, los trabajadores que pueden ir hacen horas extras, pero aun así, no alcanza. Se atrasan los trenes y se junta mucha gente en los andenes. A veces, hay atrasos muy grandes”.

Por estos días, “hay solo ocho trenes funcionando, por protocolos de Covid en los conductores y, en menor medida, en los guardas”. Esto provoca demoras, las cuales a su vez generan impaciencia en los pasajeros. “La gente se pone nerviosa y ejercen violencia sobre los trabajadores. Insultan, escupen. Es comprensible porque todo el mundo está mal, está con miedo de contagiarse y, lamentablemente, la pasa mal el trabajador y el usuario”.

En ese marco, los trabajadores de los trenes están con las paritarias vencidas de 2019, que debían pagarse en los primeros tres meses de 2020. “Es una situación muy delicada para los compañeros y compañeras y no hay en vista una apertura de negociación”, finalizó Maldonado.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: