Traspaso de fondos de Ciudad a Provincia: este es el dinero que recibirá el oeste para combatir la inseguridad

La región se quedó con $3.257 millones, el 45% del Fondo para el Fortalecimiento de la Seguridad Bonaerense creado con el 1% de coparticipación quitado a la CABA.

por
por

A un mes y medio del paro de la Bonarense, que derivó en la decisión del presidente Alberto Fernández de quitarle el 1% de coparticipación a la Ciudad de Buenos Aires en beneficio del la provincia, se oficializaron los montos que se le enviarán a los municipios del conurbano para reforzar la seguridad.

Se trata del Fondo para el Fortalecimiento de la Seguridad Bonaerense, creado para destrabar el conflicto con la policía más grande del país, y con el que la provincia destinará $10.000 millones para la compra y mantenimiento de móviles, chalecos antibalas, cámaras de seguridad y tecnología aplicada a la prevención del delito. De ese total, el 75% será destinado a los municipios por transferencia directa y el 25% será administrado por el gobierno de Axel Kicillof.

Según indicaron fuentes provinciales a La Nación, el dinero se distribuirá entre los «distritos más calientes» en materia de inseguridad de acuerdo al número de habitantes. Y La Matanza, por ser el municipio más poblado de todo el territorio bonaerense, se llevó la mayor cantidad del dinero de todo el conurbano: $1.518 millones de pesos.

Luego, y ya en el territorio oeste, le siguió Merlo con $403 millones. Detrás se ubicó Moreno con $360 millones, San Martín con $203 millones, Tres de Febrero con $229 millones, Morón con $212 millones, Hurlingham con $128 millones e Ituzaingó con $120 millones. El oeste, de esta forma, se quedó con $3.257 millones, el 45% de los $7.500 millones del Fondo que se girará de forma directa a los intendentes.

Lo cierto es que, si se tienen en cuenta la población de cada municipio, el reparto fue equitativo para todos: cada uno de los distritos del oeste recibirá una suma equivalente a $665 pesos por habitante para destinar en seguridad.

«El 80% de los fondos deberán aplicarse a la adquisición de nuevos móviles policiales (camionetas, autos y motos), dentro de los cuales el 20% podrá usarse para el mantenimiento que estos. El 20% restante se aplicará a la adquisición de otros equipamientos de seguridad, tales como chalecos antibalas, cámaras de seguridad, tecnología y analítica aplicada, punto seguro con botón antipánico, entre otros»se afirma en el anexo I del convenio que habían firmado los gobiernos nacional y bonaerense después del paro de la policía.

Además, el texto dejó asentado que «en ningún caso podrán aplicarse los fondos transferidos en el marco del presente para financiar gastos en haberes, viáticos y movilidad». Ahora resta saber cómo los intendentes distribuirán sus prioridades en materia de equipamientos: ¿se animarán a utilizar los fondos para comprar las armas Taser, conocidas por ser menos letales?

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: