Tras las graves acusaciones de Alfredo Coto a Fernando Espinoza, la municipalidad justificó la clausura

Anoche, el empresario se quejó en la puerta del local de Ramos Mejía por la clausura del negocio y apuntó al intendente. Desde la comuna se despegaron de cualquier intento de persecución.

por
por

La Municipalidad de La Matanza clausuró anoche la sucursal del supermercado COTO en Ramos Mejía. Las razones no estaban del todo claras y los trabajadores, con el mismísimo Alfredo Coto a la cabeza, repudiaron la actitud de la comuna que conduce el intendente Fernando Espinoza. “Tiene un encono personal contra mí y es algo que no entiendo porque somos generadores de empleo. No pueden hacernos esto y menos en la actual situación”, apuntó el empresario.

Desde el área de prensa del municipio, aclararon hoy que el negocio de Avenida Rivadavia al 13.800 había sido clausurado por violar a la Ley 18284 y el decreto 8751/77, entre otras disposiciones. “Se realizó por cuestiones de higiene y bromatológicas. En la inspección de rutina desarrollada por personal del Municipio se constató la presencia de productos que no cumplían con las normas y la reglamentación de sanidad”, indicaron.

Siempre según el Municipio, se informó que esta sucursal de COTO tenía “productos con fecha de vencimiento manipulada, productos sin la pertinente refrigeración, mal manejo de residuos, falta de limpieza en espacio donde se manipulan fiambres, quesos y carne, sangre de carne picada cayendo sobre tortas y productos de repostería, lo que lleva a un potencial riesgo de contaminación cruzada de alimentos”.

De la misma manera, se constató que varios productos excedían los topes máximos de precios exigidos por el Estado nacional. Por este motivo, el personal a cargo de la inspección dio aviso inmediato a la Secretaria de Comercio de la Nación.

Desde el Municipio de La Matanza, puntualizaron que se espera que se realice la desinfección pertinente y que se cumpla con las reglamentaciones bromatológicas, especialmente en momentos en los que la pandemia exige que las condiciones de limpieza y desinfección sean ejemplares.

“En estos momentos de emergencia sanitaria nacional producto de la pandemia del Coronavirus el Municipio no tiene intereses específicos en cerrar un supermercado. Pero tiene que velar por los intereses, el beneficio y la salud de todos los matanceros”, argumentaron.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: