Tensión en Zanella: fábrica militarizada y decenas de despidos en la planta de Caseros

La sede central de la fábrica de motos amaneció rodeada por efectivos de seguridad. 75 trabajadores recibieron telegramas de despidos.

por
por

Cómo todos los días, y pese a la crisis que afecta a la compañía, los empleados de la reconocida fábrica de motos llegaron a las 6 de la mañana a la planta ubicada en Caseros pero enseguida se dieron cuenta que el panorama no era el mismo de siempre. Había llegado el final anunciado: Zanella despidió a sus trabajadores.

Al llegar a su lugar de trabajo, la planta estaba militarizada, rodeada de efectivos policiales y seguridad privada. Allí entendieron que este no era un día normal para ellos. La confirmación llegó con la entrega de telegramas de despido para casi toda el personal que allí trabajaban.

En total 75 obreros fueron notificados de que habían sido cesanteados de sus puestos de trabajo. Sólo quedó personal jerárquico y administrativos, el resto del personal fue despedido.

Cronología de los despidos

En enero, Zanella tenía 500 trabajadores. Desde comienzo de año a la fecha la empresa se fue achicando: cerró su planta en Córdoba y Mar del Plata y en la actualidad quedan 50 trabajadores en su planta de San Luis y otros 50 en la planta de Caseros pero aún no se sabe si seguirán enviando telegramas de despidos.

Cruce entre Valenzuela y Di Tullio por Zanella: el intendente debió pedir disculpas

A los trabajadores les deben dos meses de sueldo, vacaciones y aguinaldo pero así y todo seguían yendo a trabajar para defender su trabajo. En este último tiempo cobraban de a $2000 y $5000 semanales para que no hagan medidas de fuerza. La empresa había amenazado con mudar todo a San Luis si los trabajadores protestaban. En tanto, los trabajadores ya venían denunciando la tercerización de la producción.

Cuando le reclamaban el pago de los salarios a Walter Steiner, dueño de Zanella, el empresario decía que no tenía plata y cuando le ofrecían que pague su deuda con motos sostenía que “si quieren una moto, la tienen que pagar”. En tanto, la semana pasada Steiner les había ofrecido entregarles unos equipos electrógenos que estaban abandonados en la fábrica hace años.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: