Rafael Castillo: el panadero que mató a tiros a un delincuente aseguró estar arrepentido

El hecho ocurrió ayer cuando el comerciante fue abordado por cuatro asaltantes que quisieron sustraerle su camioneta. Uno de los cómplices fue linchado. Hay tres prófugos. ¿Hubo exceso de legítima defensa?

por
por

La localidad de Rafael Castillo está desde ayer conmocionada. Es que este domingo, un panadero fue asaltado por cuatro delincuentes que quisieron robarle su camioneta, pero tras forcejear le quitó el arma a uno de los asaltantes y mató a su cómplice, mientras que el otro fue linchado por los vecinos y que quedó detenido, informaron hoy fuentes policiales y judiciales.

Esta mañana, el panadero, identificado como Gerardo, declaró ante la prensa: «no se puede explicar nada, ni emoción, nada, no me acuerdo. A mis hijos no los quiero sacar ni a la vereda. Estoy arrepentido de lo que hice, no soy un asesino, yo soy un laburante, no salí a matar, salí a guardar la camioneta. Yo agarré el arma y después la tiré, era mi vida o la de él, yo no soy Dios para decidir».

Además, el panadero recordó: «Yo salí con las manos en alto, lo único que pedí fue que baje mi hijo y no sé cómo forcejeé, no sé de dónde saqué coraje. Tengo miedo, estoy laburando encerrado, anoche no pude dormir, tengo que estar sentado en una silla durmiendo en la panadería, mi hijo está mal, mi hija mayor me ve y llora, lloramos todos, es una situación de mierda».

Sobre el momento en el que baleó a uno de los delincuentes, Gerardo expresó: «no tuve intención de matarlo, ni de tirar, es una situación difícil de explicar. El arma que estaba arriba de la camioneta no era mía, yo no tengo armas, no manejo armas, es de los chorros no mía».

Unas horas antes, su esposa, Vanesa, denunció ante los medios que desde que ocurrió el asesinato están con miedo. «Queremos que nos dejen tranquilos. Somos gente trabajadora. Desde ayer que no dormimos», contó la mujer. Además, contó que recibió denuncias por las redes sociales y teme represalias para su esposo o sus hijos por lo que pasó. «Estamos muy asustados», expresó.

Un panadero mató a un delincuente que intentó asaltarlo y los vecinos lincharon al cómplice

El hecho ocurrió ayer por la tarde en las calles Yanzi y Pita, de la localidad de Rafael Castillo, en el partido de La Matanza, donde un panadero de 36 años se encontraba junto a su hijo a bordo de su camioneta Volkswagen Amarok gris estacionada.

Fuentes policiales y judiciales informaron a Télam que en esas circunstancias el comerciante fue interceptado por cuatro delincuentes armados con fines de robo y que se movilizaban en un vehículo marca Chevrolet y de color bordó.

De acuerdo a los testigos, el panadero fue abordado por dos de los asaltantes que lo amenazaron con armas para sustraerle la camioneta, ante lo cual descendió de la misma y se trenzó en lucha con uno de ellos. En medio del forcejeo, el comerciante le arrebató a este delincuente su arma y efectuó varios disparos que impactaron en el segundo cómplice, quien cayó muerto junto a la camioneta, boca abajo en el suelo.

Siempre en base a los testimonios recabados hasta el momento por los investigadores, en medio de esa situación, los otros dos delincuentes escaparon a los tiros, y estos balazos aparentemente impactaron en la camioneta del panadero, que resultó ileso al igual que su hijo.

Mientras que el asaltante que se había trenzado en lucha con el panadero, tras quedar desarmado fue reducido a golpes por vecinos del lugar, varios de ellos comerciantes de locales ubicados en la misma cuadra, dijeron los informantes. Los otros dos cómplices escaparon hacia la calle Aguapey, donde los esperaba un quinto delincuente a bordo del Chevrolet.

El delincuente que murió en el asalto al panadero recibió 9 balazos

Lo ocurrido es investigado por el fiscal Emilio Spatafora, del Fuero Penal de Responsabilidad Juvenil del Departamento Judicial La Matanza, quien no adoptó ninguna medida restrictiva de la libertad para el comerciante asaltado por considerar, de momento, que actuó en su legítima defensa.

El fiscal indagará hoy al sospechoso detenido, mientras aguarda los resultados de una serie de peritajes balísticos y del análisis de imágenes de cámaras de seguridad en procura de confirmar la secuencia del hecho.

Ayer el periodista especializado en policiales, Mauro Szeta, dio detalles del hecho en Crónica TV: «El delincuente muerto tiene 9 balazos según informa el dato pericial», afirmó y luego llamó la atención al aclarar que «los tiros fueron disparados por una 9 milímetros y lo que no apareció en la escena, es justamente eso, la 9 milímetros».

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: