Primera elección con el aeropuerto low cost en marcha: ¿cómo les fue a Macri y a Tagliaferro en El Palomar?

¿Cómo y cuánto influyó en las urnas la polémica transformación de la Base Aérea y la dinámica de la localidad?

por
por

«El aeropuerto trae más posibilidades para viajar y lo mismo pasa con el barrio. Reactivamos El Palomar, generamos empleo y la zona sigue creciendo”. “Estas obras son más progreso para la zona, más empleo para los moronenses y es poner a nuestro municipio en las páginas de la historia nacional”.

Así describía el intendente Ramiro Tagliaferro las bondades de la llegada de los vuelos low cost a El Palomar en todas sus visitas a la renovada terminal aeronáutica que empezó siendo operada por la empresa Fly Bondi y más tarde también por JetSmart Airlines.

En casi todas sus visitas al predio, el intendente caminó a la par del ministro de Transporte nacional, Guillermo Dietrich. El mismo que en las forzadas audiencias públicas para debatir el proyecto era más optimista que Tagliaferro.

«Lo que vamos a tener dentro de no mucho -dijo por aquel entonces Dietrich- es que muchas empresas de Córdoba, Mendoza o de algún otro punto del país se van a interesar por tener una oficina en la zona. Será la puerta de ingreso de muchos turistas que utilizan las low cost que ahora van a consumir y pernoctar en El Palomar. Traerá desarrollo y mejorará el entorno«.

Consensos

La propuesta sonaba perfecta, pero como en todo, la iniciativa tenía promotores y detractores. Tanto antes, como durante y luego de su puesta en marcha, el aeropuerto tuvo fuerte resistencia por vecinos de la zona, diferentes organizaciones e incluso de partidos políticos opositores al gobierno. Los ruidos, la contaminación y la falta de estudios sobre el impacto ambiental motivaron innumerables acciones judiciales que todavía siguen recayendo.

A un año y medio de su funcionamiento (comenzó a operar en febrero de 2018), el barrio se vio alterado entre las tensiones de la propuesta de una ciudad moderna en el oeste y el estruendo de los aviones volando entre casas y escuelas. Las PASO del domingo pasado fueron el primer test electoral desde que la Base Aérea se reconvirtió. Y si bien no es posible medir el impacto directo en las urnas, el análisis de los resultados en la localidad pueden reflejar el humor del electorado, dada la envergadura y la incidencia en la población que tiene el aeropuerto.

En las urnas

¿Cómo les fue a Mauricio Macri y a Ramiro Tagliaferro en las urnas de esa localidad? Ni el presidente, ferviente impulsor del modelo de negocios de «cielos abiertos», ni el jefe comunal ganaron dentro de los límites de El Palomar.

Macri perdió a manos de Alberto Fernández. El candidato del Frente de Todos superó por casi 10 puntos al actual jefe de Estado. En tanto que Tagliaferro, si bien acortó la distancia, obtuvo 5 puntos porcentuales menos que su rival directo, el kirchnerista Lucas Ghi.

La diferencia entre los aspirantes a la intendencia no es amplia, pero toma mayor trascendencia si se la analiza en base a la apuesta transformadora que contra viento y marea Ramiro impuso con la activación del aeropuerto comercial y sus múltiples implicancias al interior de la comunidad. La caída toma aún mayor magnitud, si se considera que en las elecciones legislativas de 2017, Cambiemos se había impuesto claramente.

Sin dudas el intendente tomó nota. No por casualidad la primera recorrida post derrota electoral del domingo, fue al día siguiente en una obra de pavimentos en El Palomar.

Notas relacionadas:

Por el derecho al descanso, suspendieron los vuelos nocturnos en El Palomar

Ghi: “El Aeropuerto de El Palomar fue una buena idea pero mal implementada”

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: