Policías se disfrazaron de médicos para atrapar a un trío que extorsionaba a una Clínica de Morón

Todo comenzó el 15 de junio cuando una mujer, tras salir de la Guardia, denunció que fue abusada por un profesional. Junto a dos cómplices, pidió 4 millones de pesos por su silencio.

por
por

Efectivos de la policía bonaerense, disfrazados de médicos, lograron atrapar a tres personas acusadas de extorsionar a la clínica Agüero de Morón. Todo comenzó el lunes cuando una mujer, tras una consulta, dijo haber sufrido un intento de abuso por parte de un profesional para luego pedir dinero a cambio de su silencio. Según fuentes de la institución que accedieron a hablar con No Ficción, «aparentemente se trata de una banda que se dedicaba a hacer estas cosas».

Según el comunicado de la clínica, «el hecho se inició el pasado 15 de junio, cuando una mujer (junto a su pareja) acudió a la guardia» y «al finalizar la consulta, se retiró saludando cordialmente al personal de la institución para, pocos minutos después, volver aduciendo haber sido víctima de abusos durante la consulta». Sin embargo, a las pocas horas se presentó en la institución un tercer hombre quien dijo ser abogado de la supuesta víctima.

El hombre, de apellido Genovese, «refirió poseer vínculos con miembros del Poder Judicial de la Nación y dijo tener importantes influencias y amenazó a nuestros directivos con llevar el tema del supuesto abuso a los medios de comunicación si no se le pagaba una exorbitante suma de dinero». En concreto, el pedido fue la suma de 4 millones de pesos a pagarse en 48 horas.

«El hombre entró a la fuerza, no quiso respetar las normas de seguridad: no dejó colarse el barbijo, ni alcohol, ni tomar la temperatura. Era un chanta, decía tener cargos importantes», expresó la fuente dentro de la clínica. Tras el hecho, la institución realizó la denuncia en la UFI N° 2 del Departamento Judicial de Morón y, siguiendo las instrucciones del fiscal Walter Leguizamo, se le comunicó a Genovese que la suma de dinero sería abonada.

Pero todo era un plan para atrapar a los delincuentes. La fiscalía propuso que el dinero sería entregado por policías de la Bonaerense disfrazados de médicos dentro de la misma clínica. Y todo salió a la perfección: Genovese, la mujer y su pareja fueron detenidos. «El hecho de extorsión terminó con la gente apresada, incluso la denunciante por estar presente en la extorsión y entrega de dinero», confió la fuente del Instituto Agüero.

Sin embargo, todavía resta aclarar si efectivamente hubo un intento de abuso por parte del médico de la clínica. «El profesional hasta tanto se resuelva está en suspensión. Pero todo indicaría que se trata de algo armado. De todas formas la clínica siempre está a disposición de la justicia», detallaron. Mientras tanto, la investigación por la denuncia de abuso sigue su curso.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: