No habrá subsidio de luz a partir de los 400 kw: calculá cuánto consumís en tu casa

Calculadora para saber cuánto gastas.

por
por

El ministro de Economía, Sergio Massa, anticipó que los casi 4 millones de hogares que no solicitaron subsidios en la segmentación tarifaria “serán el primer corte” y dejarán de percibir el beneficio, y anticipó que se implementará un esquema para promover el ahorro en el consumo energético de los que sí pidieron el beneficio, al presentar las primeras medidas económicas de su gestión en una conferencia en el Palacio de Hacienda.

Puntualmente, detalló que en electricidad se subsidiará “hasta 400 kilowatts, alcanzando al 80% de los usuarios pero solo el 50% del consumo total residencial”. En el caso del gas, “la quita seguirá la misma lógica, partiendo de las diferencias climáticas y costos de distribución, pero también respetando la estacionalidad de las diversas regiones de nuestro país. En agua la aplicación de la quita por segmentación se iniciará en septiembre”, prosiguió Massa.

Calculadora consumo de luz eléctrica

¿Cuánto consumen los electrodomésticos? Click acá.

Calculadora consumo de gas

¿Cuánto consumis de gas? Click acá.

Si se toma el porcentaje estimado por Massa, de los 9 millones de usuarios que pidieron mantener los subsidios, cerca de 1,8 millones superan los consumos mensuales de 400 kWh y tendrán incrementos cuando pasen ese tope. Estos se suman a los 4 millones que no pidieron subsidios y dan un total aproximado cercano a los 6 millones de hogares.

La factura de energía eléctrica que reciben los usuarios del AMBA cuenta con el detalle del consumo bimestral, sin embargo las empresas distribuidoras realizan la facturación en forma mensual. Es decir, ese consumo bimestral se paga en dos cuotas mensuales. Consultados sobre si para el tope se tomará el consumo mensual o bimestral, fuentes oficiales no dieron aun precisiones.

Fuentes del sector energético consultadas por Infobae aseguraron que no tienen aun conocimiento de cómo se instrumentará el tope. Pero destacaron que el consumo promedio bimestral de los usuarios es de entre 300 kWh y 400 kWh. En el caso de una familia tipo, ese consumo no baja de los 650 kWh por bimestre, detallaron.

“El ministro dijo también que el tope dejaría afuera de la pérdida de los subsidios al 80% de los usuarios residenciales. Ese dato es más o menos coincidente con 400 kWh mensuales. Aproximadamente el 80% de los usuarios consume menos de 400 kWh mensuales y el consumo medio residencial ronda los 250 kWh mensuales. Sin embargo, en las provincias donde no hay gas natural, ese número sube un poco”, advirtieron.

Consejos para ahorrar electricidad

Consejos para ahorrar electricidad.

Iluminación

• Las lámparas fluorescentes y halógenas cuentan con una etiqueta de eficiencia energética obligatoria. Cuando compres nuevas lámparas tené en cuenta su etiquetado: clase A o superior permiten un mayor ahorro de energía.
• Apagá las luces que no se utilizan.
• Aprovechá la luz solar: abrí persianas o cortinas durante el día, evitando encender luminarias situadas en zonas cercanas a ventanas.
• Pintá de colores claros las paredes y el cielorraso, así se aprovechará mejor la iluminación natural y se reducirán las necesidades de iluminación artificial.
• Usá lámparas LED, especialmente en los lugares donde necesites iluminación por mucho tiempo. Este tipo de lámparas reducen significativamente el consumo de energía.
• Mantené limpias las lámparas, de esta manera se aumentará la luminosidad. Una lámpara sucia pierde hasta un 50 % de su luminosidad.
• Adaptá la iluminación a las necesidades de cada ambiente y da preferencia a la iluminación focalizada en lugar de iluminar todo el ambiente.
• No utilices lámparas fluorescentes en ambientes donde comúnmente se realicen muchos encendidos y apagados en poco tiempo; por ejemplo, los baños. Para estos casos usá lámparas halógenas o LED.
• No enciendas las luces si no es estrictamente necesario. En el garaje o la vereda es conveniente utilizar sensores de movimiento que activan la iluminación.
• Usá luminarias exteriores equipadas con temporizadores que permiten el apagado diurno.

Electrónica, audio y video

• Cuando no vayas a utilizar la computadora durante períodos cortos podés apagar solamente la pantalla, con lo cual ahorrarás energía y al volver a encenderla no tendrás que esperar a que se reinicie el equipo. El monitor es el componente que consume mayor energía eléctrica.
• Es recomendable usar monitores LED/LCD en lugar de CRT (de rayos catódicos), ya que permiten ahorrar energía.
• Apagá la computadora cuando termines de usarla.
• El televisor cuenta con etiqueta de eficiencia energética. A la hora de renovar tu tele no solo tengas en cuenta el tamaño y la resolución sino también el nivel de eficiencia: clase A o superior permiten un mayor ahorro de energía.
• La pantalla que menos energía consume es la de LED, en segundo lugar, la de LCD (de cristal líquido) y, por último, la de plasma.
• Los televisores de mayor consumo energético son los de tubo de rayos catódicos (CRT). Si bien esta tecnología prácticamente no está disponible en el mercado, todavía hay hogares que tienen este tipo de equipos.
• No mantengas encendidos innecesariamente los aparatos si no los estás utilizando.
• Regulá el brillo y el contraste del televisor para maximizar el rendimiento. Con un correcto calibrado de la imagen podés ahorrar entre el 30 % y el 50 % del consumo de energía habitual del televisor.

Climatización

• El aire acondicionado cuenta con una etiqueta de eficiencia energética obligatoria. Cuando compres un aire acondicionado tené en cuenta su etiquetado: clase A o superior permiten un mayor ahorro de energía.
• Aplicando revestimientos aislantes en el techo y las paredes de tu hogar podés ahorrar entre un 15 % y un 20 % en gastos por climatización.
• Es conveniente usar ventanas de doble aislamiento, ya que permiten reducir el gasto de energía para climatizar un ambiente.
• Los colores claros en techos y paredes exteriores reflejan la radiación solar y, por lo tanto, evitan el calentamiento de los espacios interiores.
• Cerrá puertas y ventanas, así se evitará el ingreso de aire del exterior al ambiente climatizado.
• Limpiá periódicamente los filtros del aire acondicionado para evitar pérdidas de energía.
• Mantené climatizado solo los ambiente en uso.
• En muchos casos es posible combatir el calor usando un simple ventilador, cuyo consumo eléctrico es mucho más bajo comparado con el aire acondicionado.
• Es conveniente colocar el aire acondicionado a una altura no mayor a los dos metros.
• Apagá la calefacción por la noche, y por la mañana no encenderla hasta después de haber ventilado el ambiente y haber cerrado las ventanas.
• Colocá burletes en puertas y ventanas. Con esto evitás que se filtre aire frío o caliente del exterior.
• El uso de cortinas, aleros o toldos en las ventanas también ayuda a reducir el gasto de energía para climatizar un ambiente.
• En caso de usar el aire acondicionado por la noche, es conveniente emplear la función sleep (sueño). • • • Esta función modifica levemente la temperatura para que puedas dormir confortablemente y apaga el aire acondicionado luego de un tiempo predefinido para mejorar aún más el ahorro de energía.
• Si la calefacción está encendida, mantené las puertas y ventanas cerradas. Las persianas constituyen una protección adicional en ventanas. Cerrarlas cuando baja el sol disminuye las pérdidas de calor.

• Apagá la calefacción por la noche, y por la mañana no encenderla hasta después de haber ventilado el ambiente y haber cerrado las ventanas.

• Para ventilar un ambiente es suficiente con abrir las ventanas entre diez y quince minutos al día y así permitir que no se pierda todo el calor acumulado, lo que evitará una importante pérdida de energía.

• Colocá burletes en puertas y ventanas. Con esto evitás que se filtre aire frío o caliente del exterior.

Consejos para ahorrar electricidad.

Lavarropas

• El lavarropas cuenta con una etiqueta de eficiencia energética obligatoria. Cuando compres un lavarropas tené en cuenta su etiquetado: clase A o superior permiten un ahorro de hasta un 50 % de energía en comparación con los de clase G.
• Aprovechá al máximo la capacidad de carga del lavarropas con ciclos cortos de lavado.
Utilizá la cantidad indicada de jabón o líquido para lavar: pasarse de la medida implica que el lavarropas trabaje de más para eliminarlo y, por ende, consuma más energía.
• Los ciclos de lavado más largos no siempre limpian más. Solo es necesario usarlos con ropa que esté muy sucia.
• Limpiá el filtro del lavarropas periódicamente, debido a que su falta de mantenimiento puede aumentar el consumo de energía.
• Utilizá siempre agua fría en el enjuague.
• Al centrifugar la ropa en el lavarropas se ahorra más energía que al usar un secarropas. Lo ideal es secar la ropa colgandola al aire libre.

Plancha

• Usá la plancha a partir del momento en que la conectás a la red eléctrica y desconectala antes de concluir, así se puede aprovechar el calor remanente.
• Utilizá la graduación correcta para cada tipo de tela. Planchá primero las prendas delicadas.
• No uses la plancha para el secado de la ropa.
• Si estás por comprar una plancha tené en cuenta que algunas marcas cuentan con funciones ECO que pueden brindar un ahorro del 25 % en el consumo de energía.

Heladera

• La heladera cuenta con una etiqueta de eficiencia energética obligatoria. Cuando compres una heladera tené en cuenta su etiquetado: clase A o superior permiten un ahorro de hasta 50 % de energía.
• El consumo eléctrico de la heladera es muy sensible a la temperatura del ambiente que la rodea. Por lo tanto, conviene ubicarla en un lugar fresco y ventilado, alejada de posibles fuentes de calor -como el horno- o de la luz solar directa.
• Dejá unos 15 cm entre la parte trasera de la heladera, la pared y los laterales, de modo que se facilite la ventilación y aumente el rendimiento.
• Limpiá, al menos una vez al año, la parte trasera del aparato.
• Revisá que los burletes de las puertas estén en buenas condiciones. Si están rotos conviene cambiarlos para evitar pérdidas de frío.
• No introduzcas alimentos calientes en la heladera porque se consume más energía para enfriarlos.
• Abrí la heladera solo cuando es necesario. Cada vez que se la abre pierde frío, y para recuperarlo se genera un gasto extra de energía. Las aperturas de puerta representan entre un 5 % y un 10 % del consumo total de la heladera.
• Ajustá su termostato para que no enfríe de más. Cada grado que se reduzca la temperatura aumenta el consumo del equipo en un 5 %.
• Descongelá la heladera regularmente, ya que el hielo y la escarcha actúan como aislantes y dificultan el enfriamiento. Existen los modelos no-frost que evitan la formación de hielo y escarcha en el interior de la heladera y hacen que se consuma menos energía para el enfriamiento.
• Algunos dispositivos adicionales como las máquinas para hacer hielo y los dispensadores de agua aumentan el consumo de energía.
• Si estás por comprar una heladera es recomendable adquirir un equipo del tamaño que mejor se adapte a tus necesidades.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp

En esta nota se habla de: