Morón: asesinan a balazos al dueño de una distribuidora de bebidas en Castelar

El empresario fue acribillado desde un auto en movimiento

por
por

Si querés recibir las noticias del oeste en tu celular o enviar tu comentario, entrá a nuestro Whatsapp. También a InstagramTwitter y Facebook.

El dueño de una distribuidora de bebidas fue asesinado hoy de al menos dos balazos cuando llegaba en su camioneta a la puerta de su empresa, ubicada en la localidad de Castelar. La principal sospecha es que un hombre le disparó desde un auto en movimiento y huyó, en un crimen que para los investigadores podría estar vinculado a un “ajuste de cuentas”, informaron fuentes policiales y judiciales.

El hecho ocurrió alrededor de las 8.30 de esta mañana en la puerta de la “Distribuidora Central Oeste“, ubicada sobre la avenida Presidente Perón (colectora de Acceso Oeste) y Chivilcoy, de la mencionada localidad del partido de Morón, y la víctima fue identificada como Roberto Adrián Gegundez, de 53 años, quien fue atacado sin mediar palabra y sin que le roben nada.

Según las fuentes, cuando Gegundez llegó a la distribuidora a bordo de su camioneta Ford Raptor color negra y bajaba del vehículo, le dispararon desde un automóvil Citroën C3 color blanco que aminoró su marcha para que el asesino efectuara los disparos y luego escapó del lugar.

Un jefe policial aseguró que por lo que alcanzaron a ver los testigos, en ese auto iban dos personas, es decir, el tirador y un cómplice que actuaba como chofer. El empresario quedó muerto boca arriba, al costado de su camioneta y con la puerta de su vehículo abierta.

Asesinan a balazos al dueño de una distribuidora de bebidas en Castelar

Efectivos de la comisaría 7ma. de Castelar Norte llegaron al lugar y preservaron el sitio donde yacía el cadáver y la camioneta para el trabajo de los peritos de Policía Científica.

Fuentes judiciales precisaron que, si bien aún no habían concluido los peritajes, a simple vista se observaba que en la camioneta de la víctima habían impactado cuatro disparos de un arma de fuego, y que al menos dos de esos balazos alcanzaron a Gegundez y le ocasionaron la muerte.

Los voceros explicaron que un hermano de Gegundez le mencionó a la Policía que el ahora fallecido “estaba amenazado”, aunque desconocía los motivos, y que en junio pasado, por esa razón, se había ido a la provincia de La Rioja por unos 20 días, tras los cuales le dijo que “se había enfriado la cosa” y regresó.

Por lo que nos cuentan de su entorno, el hombre había vuelto ya hace un mes de La Rioja. Ahora estamos intentando recabar la información concreta para saber a quién le temía y cuál era el conflicto que atravesaba, para poder identificar a algún sospechoso“, dijo a Télam uno de los investigadores.

Por ello y por la forma de la ejecución del crimen, la primera hipótesis de los investigadores es que se trató de algún tipo de venganza o ajuste de cuentas cometido por sicarios.

“Lo que tenemos claro es que no se trató de un asalto o intento de robo. No solo porque no le robaron nada, sino porque hay testigos directos que hablan de una ejecución. El C3 aminoró su paso, asesinaron a tiros al hombre y escaparon”, afirmó una fuente judicial.

El caso es investigado por el fiscal Mario Ferrario, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 del departamento judicial de Morón. El agente fiscal envió instructores judiciales al lugar del hecho para recabar testigos y dirigir a la Policía en las primeras tareas investigativas entre ellas un relevamiento de cámaras de seguridad de la zona.

La fiscalía de Ferrario ordenó trasladar al cuerpo del empresario a la morgue para su correspondiente autopsia y además pidió un exhaustivo relevamiento de las cámaras de seguridad que hayan podido captar alguna secuencia del crimen y la ruta de llegada y escape de los homicidas.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp

En esta nota se habla de: