Los rumores de la candidatura de Viviana Canosa en La Matanza y el recuerdo de la famosa elección que “ganó” Pinky

El macrismo y los libertarios serían los dos espacios que midieron electoralmente a la controversial conductora.

por
por

Si querés recibir las noticias del oeste en tu celular o enviar tu comentario, entrá a nuestro Whatsapp. También a InstagramTwitter y Facebook.

Los que sueñan con gobernar La Matanza recurren a todo lo que tienen a mano con tal de lograr la hazaña. Y una práctica que ya tiene varios episodios es la de postular para el distrito que más votos aporta en la Provincia a una figura resonante, mediática, con llegada a la opinión pública. Y de cara a 2023 la primera que ocupa ese lugar es la controversial Viviana Canosa.

Desde que la conductora se fue de A24, el canal de noticias de América, no cesan los rumores de su salto a la arena política de la mano de los partidos opositores al peronismo. Con su estilo, que en los últimos años se radicalizó, la conductora parece haberse convertido en una referente de los detractores del gobierno y especialmente del kirchnerismo duro.

“Nadie sabe bien por qué o cuál es el motivo, pero ya hay dos partidos de la oposición que se pusieron en contacto con ella y le ofrecieron concretamente ser la candidata”, contó el periodista Jorge Rial en C5N. Los espacios que se habrían ofrecido son dos: el de Juntos por el Cambio y el de Libertad Avanza.

Fuentes que viven de cerca el armado del macrismo en La Matanza aseguraron a No Ficción que “lo de Canosa es un invento de un grupo de empresarios vinculados a otro mediático que coquetea con el espacio, el (cantante de cumbia) Dipy, pero en realidad se trata de toda una operación que salió en un medio K, que aprovechó esto para explotarlo. Su candidatura natural sería en la Ciudad de Buenos Aires, porque además no tiene domicilio en el municipio”.

En medio de esta ola de rumores, el portal Primicias Ya aseguró haberse contactado con Canosa y que ella respondió: “Cero, no inventen. No se coman ese verso”.

El caso de Viviana recordó en algunos puntos a aquella elección de 1999 donde el radicalismo, agrupado en la Alianza, postuló a Lidia Satragno, más conocida como Pinky, a candidata a intendenta de La Matanza. Ese domingo 24 de octubre pasó a la historia porque a las 18 horas, cuando cerraron los comicios, canales como Crónica y TN la anunciaron como ganadora.

Pinky y su familia, lejos de buscar la cautela, se emocionaron y comenzaron a saludar a la gente. “Soy la nueva intendente”, fue su primera frase. “Quiero hacer una transformación sólida en La Matanza. Quiero hacer un plan de desarrollo industrial y económico”, dijo a continuación. A su lado, sentados en el fondo de su casa de San Justo, estaban los políticos Rodolfo Terragno y de Herminio Bayón, el hombre que le abrió las puertas de la política y que permitió que la animadora cerrara las cortinas del espectáculo.

La conductora le dedicó “el triunfo” a su madre, agradeció a los vecinos y hasta se le escaparon unas lágrimas al hablar de “mi Matanza querida”. Sin embargo, para las 22 horas, la historia era otra: había caído con el 40% de votos contra el 47% que cosechó el peronista Alberto Balestrini, con lo cual el PJ retenía la intendencia.

La historia de Pinky tiene algún punto de comparación con el de Canosa si se tiene en cuenta que ambas son conductoras de TV. Pero hay diferencias insoslayables: Lidia nació y vivió en La Matanza y fue militante del radicalismo de toda la vida. Es decir, una mujer de la televisión, pero también una militante política matancera.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp

En esta nota se habla de: