La pesada herencia de Tagliaferro: «tenemos que afrontar deuda por mil millones de pesos» reveló Ghi

Al momento de asumir nuevamente como intendente de Morón, Lucas Ghi advirtió sobre los números en rojo que deja la gestión de Cambiemos en el distrito.

por
por

Tras vencer en las elecciones de octubre a Ramiro Tagliaferro, Lucas Ghi asumió hoy como intendente de Morón y si bien reconoció que el traspaso de mando fue prolijo, advirtió que la situación económica en la que quedó el municipio es muy grave.

Primero, Ghi juró ante los concejales y luego se dirigió a la plaza San Martín donde lo esperaban los integrantes de su gabinete y representantes gremiales, del poder judicial y de las cámaras de comercio, entre otros sectores de la sociedad.

Frente a una multitud de vecinos, el intendente señaló: «El problema no fue que no tuviéramos acceso a los expedientes ni a los estados contables, el problema fue lo que nos encontramos y vimos en los expedientes y vimos en los estados contables… la situación es extremadamente delicada».

«Hoy estimamos -continuó- que esta administración municipal deberá abonar deudas por alrededor de 1000 millones de pesos y el presupuesto ejecutado este año será de alrededor 4800 millones de pesos. Es un volumen de dinero extremadamente significativo».

Además se refirió al hospital municipal, cuyos trabajadores vienen denunciando el vaciamiento desde hace años por parte de la gestión saliente: «Está colapsado pero no por una situación de desborde de demanda de atención, que lo está, sino porque básicamente el stock de su farmacia no guarda los insumos más críticos para llevar adelante prácticas elementales y es por eso que asumo en esta plaza, frente a ustedes, que vamos a poner de pie el hospital municipal».

Otro punto fuerte de su discurso estuvo vinculado al empleo y a las pymes. Al respecto, Ghi aseguró que en estos cuatro años «cerraron 500 negocios. Cada cortina que logremos abrir es un puesto de trabajo y es la felicidad de una familia. Es un circuito virtuoso que se vuelve a recrear y vamos a poner de pie las más de 80 pymes que cerraron en nuestro distrito».

En ese sentido, el jefe comunal invitó «a los comerciales e industriales a desarrollar capacidades, a animarse a relacionarse con el Estado, a venir y anotarse como proveedores. Es enorme el volumen de plata que cotidianamente Morón destina como municipio para comprar y adquirir cosas que necesitamos y no tiene que salir un peso de esta ciudad sino que tiene que quedar acá».

«Si queda acá hay más producción, si hay más producción hay más laburo y si hay más laburo hay más dignidad y si hay más dignidad hay más alegría y ese es el cometido de todo gobernante: la felicidad de nuestro pueblo», agregó el intendente.

De la asunción de Ghi participaron entre otros referentes regionales Mariel Fernández, intendenta electa de Moreno a quien le dedicó especialmente unas palabras al inicio de su discurso. Además, se sumó a los festejos el ex intendente de San Martín y flamante ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis, con quien el mandatario de Morón se reunió en privado luego de saludar a cada vecino y militante que se le acercó.

De esta manera, Ghi vuelve a hacerse cargo de la gestión municipal tras su arribo por primera vez allá por 2009, cuando ocupó interinamente la intendencia cuando el entonces intendente, Martín Sabbatella, asumió como diputado nacional. En 2011 Ghi revalidó su cargo en las urnas y gobernó hasta 2015 cuando Ramiro Tagliaferro venció a Hernán Sabbatella.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: