La Matanza: alertan por el crecimiento de las ventas de licencias truchas en redes sociales

Ante la imposibilidad de sacar el registro en cuarentena, en Facebook cada vez hay más usuarios que ofrecen licencias de conducir falsas. Los casos ya están siendo observados por la Subsecretaría de Tránsito. Las penas por este delito van de uno a seis años de prisión.

por
por

Si querés recibir las noticias del oeste en tu celular o enviar tu comentario, entrá a nuestro Whatsapp. También a InstagramTwitter y Facebook.

La cuarentena paralizó todo tipo de trámites municipales en los distritos del conurbano oeste, que hasta el lunes se encontraban en la fase 3. Una de las trabas que debieron aceptar los vecinos fue la de no poder sacar el registro, ya que las oficinas de Tránsito se encuentran cerradas. Pero como se sabe, donde hay una necesidad aparecen oportunistas, y eso ocurrió en La Matanza donde se detectaron decenas de ofertas de licencias truchas por Internet.

Se trata de falsificadores que venden en Facebook licencias de conducir desde $4.000, quienes ya fueron detectados por la Subsecretaría de Tránsito y Transporte de La Matanza. «Estas personas operaron siempre, pero hoy se fortalecieron con la ventaja de que no hay nadie trabajando en las oficinas, y hay gente que se desespera por el registro para poder trabajar», explicó a este medio Daniel Marini, miembro del área de gestión de Licencias en el distrito.

Los estafadores utilizan las redes sociales como principal vidriera, sobre todo en los grupos de barrios. Allí dejan su número de Whatsapp, que al agendarlo figura como «una cuenta empresa» y sin foto de perfil. Por esa vía brindan los detalles: «Registro común $4500 (auto-moto), profesional $5500 (transporte pasajeros, colectivo, remis uber, máquina agrícola, acoplado), categorías especiales LINTI (ex CNRT) y psicofísico $6000. Ampliación de categorías $4000».

Una vez acordado el ilícito, los estafadores solicitan el número de DNI «para corroborar que no tenga ningún tipo de antecedente ni multa» y se pide una seña del 50% del valor del registro «para asegurarnos el valor plástico y el combustible de mi vehículo para una vez finalizado el tramite». Según los falsificadores, «el tramite demora aproximadamente 72 hs, donde una vez que se le entrega el registro en mano recién ahí va abonar el dinero restante».

No Ficción pudo consultar en las Fiscalías de La Matanza, donde actualmente hay once investigaciones abiertas por licencias truchas que datan del 2018 y 2019. Según el Código Penal, las personas que sean encontradas culpables del delito de falsificación de documentos serán reprimidas con reclusión o prisión de uno a seis años. Pero eso no es todo: la misma pena le cabe a quien compre y haga uso de un documento falso.

Marini explicó: «nosotros hacemos las denuncias pero luego queda todo en manos de la Justicia. Y para lograr atrapar a estas personas hay que hacer un trabajo de inteligencia y seguimiento para juntar las pruebas, lo cual es complejo. Antes los hacían ir a la puerta de Tránsito, les daban un papel similar a los que damos nosotros y les decían que pasen a los 15 días para retirar».

La Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) alertó a fines de octubre que ya recibió denuncias de lugares que ofrecen licencias de conducir falsas y que «desde la Dirección de Asuntos Legales y Jurídicos se actúa con inmediatez realizando la respectiva denuncia». A su vez, explicaron que «por más que el plástico parezca legal, todos tienen un código QR que no puede ser adulterado y en el que se guardan todos los datos del conductor, la fecha y centro emisor en el que obtuvo la licencia«.

Consultado sobre la posibilidad de la reapertura de las oficinas de Tránsito para poder tramitar las licencias, Marini fue cauto: «Nuestra subsecretaría atiende a 700 personas diarias, es muy complejo reabrir para otorgar licencias, si es al aire libre necesitamos media manzana para poder atender».

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: