La Iglesia apoyó a los trabajadores desalojados de la cooperativa Acoplados del Oeste

El obispo Fernando Maletti se reunió con familiares de los trabajadores de la cooperativa Acoplados del Oeste, desalojados hace una semana por la Bonaerense. Al mismo tiempo, se dio a conocer una dura carta del párroco de Nuestra Señora de Pompeya, de Merlo, que refleja la crisis laboral, social y económica de la región.

por
por

El obispo de Merlo-Moreno, Fernando Maletti, brindó su apoyo a los familiares de los trabajadores desalojados del predio de la ex empresa Acoplados Petinari, situada en la ruta provincial 40, que había sido recuperada bajo la modalidad de cooperativa a mediados de 2015, luego de varios meses de abandono patronal.

El desalojo del lugar, ocupado por los trabajadores, ocurrió en la madrugada del viernes 3 de marzo en medio de un desproporcionado operativo de la Bonaerense que contó con más de 500 agentes que actuaron bajo las órdenes del juez de Garantías Ricardo Fraga.

El encuentro entre Maletti y los damnificados fue el lunes 6 de marzo en la parroquia Nuestra Señora de Pompeya de Merlo, cuyo párroco, Rubén López, dio a conocer una dura carta firmada por todos los referentes de la Pastoral Social local.

“Hemos quedado conmovidos al enterarnos del desalojo sufrido”, comienza el texto, según indicó en un comunicado la Agencia Informativa Católica Argentina. “Queremos expresarles una vez más como Iglesia diocesana nuestra cercanía y solidaridad, en estos momentos en que sufren en su dignidad de personas trabajadoras, al haber quedado privados de su fuente de trabajo”, continúa.

“Como nos dijo Francisco, ‘no existe peor pobreza material que la que no permite ganarse el pan y priva de la dignidad del trabajo’, y duele más todavía cuando se sabe que tal privación no era absolutamente inevitable, ni económicamente ni legalmente”, se lamentaron los firmantes, al hacer referencia a la decisión de los empresarios de dejar caer la producción y a la determinación política del oficialismo bonaerense de expulsar a los trabajadores.

Es que el futuro de la cooperativa podría haber sido otro. La gobernadora María Eugenia Vidal vetó el año pasado la Ley de expropiación de la empresa que había sido votada por unanimidad en la Legislatura bonaerense.

El párroco López y sus colaboradores, agregaron: “Habíamos soñado mucho a partir de la lucha de ustedes con la hipótesis de que surgiera una verdadera cooperativa en la cual los trabajadores sean protagonistas. Por eso, desde la Pastoral Social de la diócesis de Merlo-Moreno junto a otros actores nos hemos mantenido informados y respetuosamente hemos acompañado alguna de sus gestiones”.

Desde la parroquia recordaron el acompañamiento a las familias durante todo este período. Por ejemplo, las peregrinaciones que los religiosos realizaron a la capilla de San Cayetano en Liniers o la instalación de una imagen de la Virgen de Luján y una mayólica del papa Francisco en la entrada del predio de la empresa.

[radium_embed_video title=”” link=”https://www.facebook.com/100009485918779/videos/1795185080807672/” size=”350 x 200″ fullwidth=”no” lightbox=”no” thumbnail=””]

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: