La historia de la nena de González Catán que necesita una ortesis para caminar y pide ayuda

Conny tiene 4 años y nació con espina bífida e hidrocefalia. Su familia no tiene trabajo y todavía no le otorgaron la asistencia del ministerio de Salud. Piden una ortesis prestada.

por
por

Conny tiene 4 años, vive en González Catán y pide ayuda. Ella nació con dos afecciones que no le permiten caminar: espina bífida (mal desarrollo de la médula espinal) e hidrocefalia (acumulación de líquido en las cavidades del cerebro). Por eso, con su familia piden una ortesis que le permita desplazarse.

La mamá de Conny, Natalia Herrera, explicó a No Ficción que «el pedido es para que pueda caminar, porque no tiene fuerza de la rodilla para abajo». Además, a raíz de su patología debe «hacer cateterismo, porque no elimina toda la orina, pero en ese tema anda bien, en lo que está retrasada es en el tema de la marcha, por eso pedimos alguno prestado«.

La familia de Conny vive en el barrio Independencia, en el KM 29 de la localidad matancera de González Catán. Su papá no tiene un trabajo formal y hace changas una o dos veces por semana, por lo que empezaron a organizar festivales. «Hicimos recitales para recaudar dinero, pero no se juntaba lo necesario y lo usamos para pagar el kinesiologo, en un centro privado que nos hace precio», contó Natalia.

La ortesis que necesita es para sostener sus pies, piernas y caderas. Los padres de Conny ya recurrieron a los organismos del Estado para solicitar ayuda, pero la asistencia no llega. «Como no tenemos obra social, hace dos años tramitamos alguna con el Ministerio de Salud de la Nación para que ella se pueda desplazar, pero está todo trabado, más con esto de la cuarentena. Por eso estamos pidiendo algo prestado», dijo Natalia.

Consultada sobre por qué no piden donaciones, la madre de Conny explicó: «Quisimos abrir una caja de ahorro pero los Bancos nos pedían muchas cosas. La última vez que averiguamos nos salía 120 mil pesos». Mientras tanto, la atención de todo el cuadro de la niña es seguido por los profesionales del Hospital de Pediatría Garrahan. «Con la pandemia las cosas se complican, y por eso apelamos a la solidaridad», cerró Natalia.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: