Ituzaingó: marchas y protestas por un joven repartidor que fue baleado en la cabeza

La semana pasada, Facundo Hambra había escrachado a quienes robaron su moto y por eso la policía sigue la pista de un ajuste de cuentas.

por
por

Si querés recibir las noticias del oeste en tu celular o enviar tu comentario, entrá a nuestro Whatsapp. También a InstagramTwitter y Facebook.

Facundo Hambra, de 22 años, pelea por su vida en el Hospital Haedo, donde fue intervenido de urgencia luego de haber sufrido un disparo en la cabeza, en Ituzaingó.

El lunes último, Facundo realizaba su trabajo de delivery en la calle Madeyros, entre Alvear y Laprida, en Ituzaingó, cuando fue sorprendido por dos hombres que, sin mediar palabra, lo atacaron a balazos.

Uno de esos disparos dio en la cabeza y Facundo fue trasladado de urgencia al citado nosocomio. La causa quedó a cargo del fiscal Patricio Ventricelli, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 Descentralizada de Ituzaingó, quien caratuló al hecho como “tentativa de homicidio agravado por el uso de arma de fuego y portación ilegal de arma de fuego de uso civil”.

Según publicó la agencia Télam, las autoridades tendrían identificados a los delincuentes y que por estas horas intentan vincular el ataque del lunes con el robo que sufrió el mismo repartidor días atrás.

El robo anterior

El jueves de la semana pasada, Facundo había sufrido el robo de la moto que usaba para trabajar. Como el vehículo contaba con rastreo satelital, Facundo no tardó en saber dónde se ubicaba. Dio aviso a la policía de Ituzaingó, que no realizó allanamientos.

Ante la falta de respuestas, el joven convocó a un grupo de repartidores que se solidarizaron y al día siguiente –el viernes 15 de enero- realizaron un escrache en una vivienda de Castelar Sur, donde el rastreador había indicado que se encontraba la moto.

Es a partir de ese escrache que surgió la hipótesis de la venganza.

Protesta de repartidores

Luego de los hechos del lunes, un grupo de repartidores se acercaron a la Comisaría 1era de Ituzaingó a pedir respuestas por la falta de acción policial (ver video), al tiempo que realizaron desde el mediodía del martes una fuerte protesta en Autopista del Oeste, a la altura del puente de Santa Rosa.

“Los repartidores estamos cansados. Queremos que nos dejen de robar. Ya nos reunimos con las autoridades 4 veces. Reclamamos en la Municipalidad de Morón y de Ituzaingó”, comunicaron desde el grupo de manifestantes.

“La semana pasada, a Facundo le robaron por segunda vez. La moto tenía rastreo, hicimos la denuncia, pero no pasó nada. Avisamos a las autoridades dónde estaba la moto y quiénes fueron los responsables, pero no pasó nada”, denunciaron.

Finalmente, expusieron: “¿De que sirven las cámaras, los móviles, los lectores de patentes, las denuncias, si nadie hace nada y nos roban todas las noches?”.

El trabajo de la policía de Ituzaingó ya había sido tema de debate en los últimos días, ya que el propio intendente local, Alberto Descalzo, había pedido la renuncia de las autoridades policiales.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: