Incendiaron la antena de Radio Cooperativa

Tras varios ataques a las instalaciones de la planta de la emisora y mientras la justicia no avanza, prendieron fuego la antena de la radio.

por
por

Las patotas que hostigan a Radio Cooperativa, AM 770, cumplieron con su palabra y ahora incendiaron la antena y parte del predio ubicado en el Mercado Central, desde donde la radio transmite su señal.

Tal como informó No Ficción hace unos días atrás, desde principios de agosto hay un serio conflicto entre los trabajadores del medio y un grupo de personas de la zona que pretende hacer un negociado inmobiliario con esas tierras.

“El sábado plantamos árboles junto a los chicos y los padres del Barrio José Hernández, y como respuesta nos prenden fuego la antena de la radio. Esta gente hace terrorismo contra Radio Cooperativa”, indicó a No Ficción Martín Cigna, presidente de la radio.

La comunidad y los integrantes de la radio plantan árboles en el predio.

Justicia lenta

“Es urgente que la justicia actúe contra quienes vienen generando los daños hacia la radio y la cooperativa. Necesitamos que tome las medidas correspondientes para garantizar la continuidad de un medio de comunicación”, exigió el referente de la emisora.

La investigación está en manos del fiscal Fernando Quiroga, de la UFI 11 de La Matanza, quien ya tiene en su poder la información de las personas que estarían detrás de esta organización violenta que con total impunidad viene tomando amplios terrenos de la región, para lotearlos y revenderlos.

Sin embargo, la causa caratulada como “usurpación, amenazas y daños” avanza de manera muy lenta: recién en las últimas horas los funcionarios judiciales le tomaron declaración testimonial a un empleado de la radio y a una vecina, quienes ratificaron la denuncia realizada por Cigna.

Negociado inmobiliario

La toma de estos terrenos responde a las intenciones de una mafia que opera en la zona dada su cercanía con la feria de La Salada. Una vez ocupados los lotes son vendidos a diferentes familias oriundas de Perú y Bolivia para que construyan allí talleres clandestinos. Esta práctica se tornó habitual y natural tanto en predios privados como púbicos de la región.

Anteriormente, la radio había sufrido por lo menos tres incursiones violentas en las que un grupo de delincuentes rompió el alambrado perimetral, destruyó faroles, aires acondicionados y la antena. Curiosamente, la policía Bonaerense debe custodiar el lugar pero todos los ataques se realizaron cuando los agentes dijeron haber estado en los baños.

Radio Cooperativa está al aire hace 17 años y desde hace unos 10 que trasmite su señal desde este sector del Mercado Central, donde abona un canon mensual. Su presencia fue clave también para el sostenimiento del Club Social y Cultural José Hernández de Tapiales que funciona en la zona y contiene con diferentes actividades a unos 300 chicos.

Presagios

Hace unos días atrás, en diálogo con este medio, Cigna había dicho: “Por un lado rompieron los aparatos pero también amenazaron y golpearon a los trabajadores de la radio. Tememos que cumplan con su palabra de incendiarnos todo el lugar. No nos podemos mudar, no es fácil desinstalar todo y trasladarnos. Necesitamos que frenen esto de manera urgente”. Finalmente, se cumplieron los peores presagios.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: