Histórico: los Trabajadores de la Clínica privada San Andrés se convirtieron en una Cooperativa de Salud

Se trata del nosocomio de Caseros, en Tres de Febrero. "Estamos hablando con PAMI para conseguir un acuerdo y lo mismo queremos hacer con IOMA”, dijeron los profesionales a este medio.

por
por

Si querés recibir las noticias del oeste en tu celular o enviar tu comentario, entrá a nuestro Whatsapp. También a InstagramTwitter y Facebook.

Tras más de un año de lucha, los trabajadores de la Clínica San Andrés de Caseros, en Tres de Febrero, lograron crear una Cooperativa de trabajadores de Servicios de Salud, convirtiéndose así en la primera en su tipo en la Zona Oeste del conurbano.

En diciembre del 2020 se había producido el cierre del nosocomio, ubicado en Amadeo Sabattini 4776, y que dejó a 144 empleados en la calle y a más de 18 mil afiliados de PAMI sin atención. Pero ahora tienen una nueva razón social: Cooperativa Trabajadores de Salud Unidos, matrícula N° 61621.

En diálogo con No Ficción, la ex jefa del servicio de cirugía de la clínica, Alicia Rey, explicó: “Somos la primera cooperativa de salud que se conquista, más que nada porque después que fallece el dueño de la clínica y los herederos se retiran, quedó todo armado, con todos los aparatos”.

En un comunicado, los trabajadores contaron: “seguimos cuidando la clínica y cuidando nuestras herramientas de trabajo tales como respiradores , monitores multiparamétricos , desfibriladores , tomógrafos, etc. Reparando cosas que se estropean por la falta de mantenimiento, cuidando el lugar mejor que los dueños. Otros en nuestra situación habrían roto, robado e incendiado por bronca e impotencia pero nosotros no, nos secamos las lágrimas y seguimos apostando a la reapertura”.

Puede ser una imagen de 10 personas y personas de pie

Luego de los trámites burocráticos y resistir dentro del edificio, la semana pasada el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES) dio el permiso para que puedan actuar bajo cooperativa de trabajadores de Salud y les concedió su número de matrícula.

Seguimos estando la mayoría de los compañeros, porque muchos se fueron bajando desde que cerró la clínica”, contó Rey. Consultada sobre los servicios que buscarán dar una vez que pongan en marcha el funcionamiento, explicó: “Hay médicos que les interesa volver y estamos hablando con PAMI para conseguir un acuerdo y lo mismo queremos hacer con IOMA”.

Los trabajadores contaron que el edificio cuenta con 12 respiradores, 90 camas, tomógrafo y aparatología de última generación, claves para brindar una atención adecuada.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp

En esta nota se habla de: