Entradera en Castelar: tomaron de rehén a una familia, a dos albañiles y se llevaron 20 mil dólares

El hecho fue captado por las cámaras de seguridad. No hubo heridos.

por
por

Si querés recibir las noticias del oeste en tu celular o enviar tu comentario, entrá a nuestro Whatsapp. También a InstagramTwitter y Facebook.

El matrimonio y su hijo de 25 años se encontraban dentro de la casa de Castelar, en Pedro Goyena al 3.200, Morón. En la puerta, dos albañiles hacían reparaciones en la vereda. Tres hombres armados tomaron a los cinco como rehenes y los mantuvieron cautivos dentro de la casa.

El gran objetivo de los ladrones no se encontraba en el hogar, sino en la empresa familiar. Hasta allí, llevaron al padre de la familia y robaron 20 mil dólares. El hecho, que fue dado a conocer este jueves a partir de la viralización de imágenes de una cámara de seguridad, ocurrió el 1° de julio.

Según se observa en las imágenes, dos albañiles estaban trabajando frente a la vivienda cuando al menos tres delincuentes armados los amenazaron y los hicieron ingresar a la casa, donde también se encontraba la familia, compuesta por un matrimonio y su hijo de 25 años.

Los asaltantes dejaron a la mujer, el joven y los dos albañiles con uno de ellos y los dos restantes se fueron con el dueño de casa, un ingeniero identificado como Sergio Laufgang (68), hasta las oficinas de su empresa con intenciones de robarle.

Según relató a la prensa Laufgang, los delincuentes “estaban nerviosos, salvo el líder” de la banda, a quien describió como “el más equilibrado”.

“El que manejaba estaba muy nervioso. Fuimos hasta mi oficina, que queda a ocho cuadras. Entré y nadie se dio cuenta. Me desvalijaron la oficina. El dinero que les di los tranquilizó, pero también vieron que se les estaba yendo de las manos porque hubo gente que los vio”, sostuvo la víctima.

Tras ello, los delincuentes regresaron al hogar familiar, donde finalmente liberaron al resto de los rehenes y huyeron con el botín.

“Me amenazaron que me iban a matar a mí y a mi familia, pero no nos golpearon. A mi señora le bajó la presión, está traumatizada, se quiere ir a vivir a otro lado”, aseguró el hombre, quien agregó que en todo momento se mostró “calmo y sin miedo”.

El ingeniero dijo que cree que se trató de un hecho al voleo y descartó que los albañiles tengan algo que ver con lo sucedido, ya que los conoce “hace más de 40 años”.

Por último, el hombre declaró que en los últimos 15 días hubo 19 robos en el mismo barrio donde reside. “Tengo cámaras y rejas pero no alcanza”, concluyó.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: