En línea con la justicia, el INADI aseguró que la campaña de Burger King es prejuiciosa

Tras la denuncia del abogado de la ONG Puente, Matías Arregger, y el fallo judicial que suspendió la publicidad, el INADI recomendó que los avisos no deben hacer referencia al aspecto físico de las personas. La empresa se defendió: el objetivo fue derribar barreras, argumentaron.

por
por

El Observatorio de Radio y Televisión del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) elaboró un informe técnico sobre la publicidad de Burger King, tras la denuncia del abogado Matías Arregger, quien se había sentido ofendido. El organismo estableció que el contenido de la campaña era “estereotipante y prejuicioso” y recomendó que “a la hora de producir piezas publicitarias” no se haga “hincapié en el aspecto físico de las personas y evitar promover la burla sobre cualquier característica”.

Tal como No Ficción había informado la semana pasada, Arregger -que integra la ONG Puente que preside el camarista Fernando Bellido- se había sentido afectado por la campaña que sostenía que los pelirrojos históricamente fueron tildados de ser “yeta” o “mufa” y denunció a la cadena de comidas rápidas. “La primera vez que vi la publicidad me hizo ruido aunque no me terminé de dar cuenta. Pero después la repasé y vi que era una publicidad discriminatoria, estigmatizante, que lo único que hace es remarcar que las personas coloradas se asocian con la mala suerte”, explicó al ser consultado por este medio la semana pasada luego de que el juez José Luis Cassinerio, titular del Juzgado Civil y Comercial Federal 4, ordenara suspender la campaña.

La promoción de Burger King ofrecía un 2 x 1 si se asistían a los locales acompañados de un colorado. “Se otorga un beneficio adicional a la hora de comprar productos en esa cadena de comidas, a un sector de la sociedad, basado en características físicas. En ningún momento el mensaje del spot habla de integración, sino de venganza hacia el otro que los menosprecia, en este caso por su condición de pelirrojos”, describió el INADI en su informe.

El organismo advirtió que el anuncio publicitario evidenció “el instinto de la superstición, un sentimiento antropológico que perdura en la sociedad moderna” y señaló que en Argentina hay aproximadamente 600 mil personas pelirrojas, lo que representa el 1,5% de la población del país.

La burla hacia una persona basada en sus características o condición, atenta contra la dignidad de las personas, incurre en prácticas discriminatorias, y cobra aún más importancia cuando se trata de un mensaje mediático”, señalaron desde el INADI, que recomendó “evitar el uso de términos y construcciones discursivas discriminatorias y estigmatizantes”; “considerar como prácticas discriminatorias los gestos, epítetos o comentarios burlescos o injuriosos”; y “no hacer hincapié en el aspecto físico de las personas para espectacularizarlo o promover la risa”.

Por su parte, lejos de pedir disculpas, la empresa se limitó a indicar que habían suspendido la campaña y “para que nadie se vea perjudicado” lanzaron “un 2 x 1 nacional”. “El objetivo de la campaña siempre fue derribar barreras y actitudes discriminatorias vinculadas a los estigmas”, agregaron al tiempo que destacaron que unos 20.000 pelirrojos hicieron uso del “beneficio”.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp

En esta nota se habla de: