El Palomar: le robaron al perro y organizó una manifestación en la puerta de la casa del ladrón

Logan tiene tres meses y fue capturado por las rejas de su casa.

por
por

Leonardo lavaba su auto la semana pasada, en la puerta de su casa de El Palomar, partido de Morón. Fue al kiosco a comprar cigarrillos y al volver advirtió que no estaba Logan, su perro.

“Me lo robaron desde las rejas. Era imposible que el perro pudiera salir solo. Tiene menos de 4 meses. Al día siguiente, hice la denuncia, pero quedó ahí”, contó Leonardo a No Ficción.

Tres días más tarde, un hombre de nombre Gastón publicó la foto de Logan en redes sociales, con fines de venta, para lo cual dejó su número de teléfono. “Primero, lo llamé, pero negó todo. Entonces, empecé a difundir lo que estaba pasando y pedí a conocidos que lo llamen, para sacarle información”, planteó.

De esa forma, obtuvo el domicilio del sospechoso de haber robado el animal y un dato que después sería fundamental. “Una chica me dijo que él no se quiso encontrar con ella para hacer la venta porque dijo que tenía culebrilla”, aseguró.

Acto seguido, Leonardo se presentó en la casa del apuntado, en el barrio porteño de La Paternal. “Hablé por el intercomunicador de la casa. Primero, negó ser la persona en cuestión. Después, cuando le pedí que salga, dijo que no podía porque tenía culebrilla”. Entre conversaciones, “escuché al perro llorar; era él”, afirmó Leonardo.

Con la identidad confirmada, Leonardo llamó a la policía, que actuó el martes último. “Los agentes entraron y no estaba ni él ni el perro. No da la cara”, añadió.

Así las cosas, para la tarde de este miércoles 7 de octubre, Leonardo preparó una manifestación en la puerta de la casa del ladrón, a partir de las 16, con el acompañamiento de organización de defensa de los derechos de los animales.

Logan es un American Bull, marrón claro, con manchas blancas, con poco más de tres meses de vida. “Mi bebé nació hace dos semanas y con la madre de mi hijo estamos destrozados. Logan es prácticamente un hijo, me seguía a todos lados”.

Leonardo es soldado del Ejército Argentino y casi pierde su trabajo por esta situación. Es que se presentó en la casa donde estaría escondido Logan con su uniforme y lo suspendieron. El joven entiende que el robo del can se debe también a su potencial valor: “Es caro y no está castrado. Lo robaron para hacer crías y hacer plata”, concluyó.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: