Desbaratan megabanda que fabricaba y vendía “barbijos del Conicet” truchos en CABA y La Matanza

Alan Konig, director de la pyme que ideó los barbijos, aseguró que habrá más allanamientos.

por
por

Si querés recibir las noticias del oeste en tu celular o enviar tu comentario, entrá a nuestro Whatsapp. También a InstagramTwitter y Facebook.

La banda fabricaba y vendía ilegalmente barbijos, que simulaban ser los tapabocas Atom Protect producidos por el Conicet. Fue desbaratada y desarticulada este viernes tras 11 allanamientos de la Policía de la Ciudad y el Ministerio Público Fiscal porteño, en una estación de servicio de Virrey del Pino, un local en Laferrere, otro en Isidro Casanova y en diferentes puntos de los barrios de Almagro, Balvanera y San Nicolás.

Alan Konig, director de Kovi, la pyme de La Matanza que ideó los Atom Protect, habló al respecto con No Ficción: “El mejor consejo que podemos dar es comprar en la página oficial que tenemos con Conicet (atomprotect.com) o bien en los establecimientos autorizados o reconocidos. No comprar por redes sociales ni por la calle”.

“La calidad del truchaje puede ser buena y a simple vista parece igual. Pero uno respira el barbijo, eso va directo a los pulmones y puede causar daños, desde cáncer de pulmón hasta terminar con un algún órgano comprometido”, alertó el especialista y agregó: “La nanotecnología no es para trabajar como algo simple. Es muy complejo que necesita todos los ensayos de biocompatibilidad y de seguridad disponibles”.

Sobre la investigación, apuntó: “Esto fue lo que se encontró. Cuántos se habrán hecho y vendido en los últimos meses. Es una barbaridad y por eso estamos atrás de esta investigación. La impulsamos y aportamos todos los datos posibles e inclusive habrá nuevos procedimientos y allanamientos”.

A partir del procedimiento, se logró la detención de cinco personas y se secuestraron maquinarias, materias primas y alrededor de 50 mil barbijos truchos, una mercadería valuada “en 30 millones de pesos”, dijo Marcelo D’Alessandro, secretario de Justicia y Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires.

Las personas detenidas fueron imputadas “por infringir los artículos 201 (Delitos contra la Salud) y 174 (Fraude contra la Administración Pública) del Código Penal y la Ley 22.362 (Copias Adulteradas)”, detallaron fuentes de la investigación.

Los voceros también revelaron que fueron incautadas siete armas y más de mil municiones en poder de los detenidos, lo cual da cuenta “de una organización criminal”.

El negocio ilegal fue rastreado a partir del ciberpatrullaje desde la Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental, encabezada por Carlos Rolero Santurián, al detectar un tuit de una empresa que vendía barbijos apócrifos con el logo del Conicet.

“El doctor Rolero inmediatamente actuó de oficio y las diferentes áreas de investigación de la Policía de la Ciudad detectaron once lugares, que luego se allanaron, donde se producían y vendían los barbijos”, dijo D’Alessandro.

Además de los cinco detenidos, “los negocios allanados que funcionaban como boca de expendio, han sido clausurados y hay otras personas identificadas que dependerán de la investigación en curso”, añadieron las autoridades.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: