Denuncian que el Bingo de Morón violó el protocolo de Coronavirus y dejó entrar a más de 600 personas

No Ficción pudo conocer que la casa de juegos no habría respetado la normativa que indicaba que no podía haber más de 200 personas. ¿Siguió abierto a pesar de la prohibición de Kicillof?

por
por

El viernes 13 de marzo el Gobierno de Morón hizo oficial el Protocolo para enfrentar el brote de Coronavirus, donde anunció «que se limitará a 200 las personas autorizadas en todo acto, reunión y acontecimientos». Sin embargo, No Ficción pudo conocer que el famoso Bingo del distrito, propiedad del Grupo Codere, a pesar de recibir dos visitas de inspectores habría violado la normativa municipal.

«El viernes al mediodía llegó el aviso de que el Bingo debía trabajar al 50% de la capacidad, pero los dueños dijeron que todavía no había ninguna ordenanza, nos dieron alcohol en gel y seguimos trabajando», relató a este medio uno de los trabajadores de la casa de juegos. «A las 16 llegó la inspección y recién a las 17 cerraron la sala de cartones y el restaurante. Pero no la de máquinas, donde hay 800 lugares. Dejaron la sala de bingo a un 50%, pero la de máquinas a un 80%», graficó.

Por eso comenzaron a aparecer el sábado las imágenes de las largas filas de apostadores aguardando su turno para ingresar. El sábado a la noche volvió a ir la inspección del municipio y al encontrar el lugar excedido de concurrencia, ordenó que «solo podía haber 200 personas, incluidos los empleados». En ese momento el personal de seguridad no dejó entrar más gente y al amanecer, con la lluvia, el publico cesó.

Pero cerca de las 18, en la previa a la conferencia donde el presidente Alberto Fernández anunció la suspensión de las clases para prevenir el contagio de Coronavirus, «a la gente que estaba esperando en la puerta del Bingo la hicieron entrar y llegaron a haber 650 personas», relató el trabajador. Según esta versión, los dueños de la casa de juego volvieron a violar la normativa municipal.

Para las 23 horas del domingo el local seguía funcionando. Pero ya no violando la normativa local, sino también la provincial: a las 22 el Gobernador Axel Kicillof prohibió los bingos y casinos de todo Buenos Aires. A las madrugada finalmente cerró y este lunes ya no volvió a abrir, aunque sus trabajadores deben concurrir igual a sus puestos.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: