Denuncia a la AFI macrista: la larga lista de sabbatelistas espiados

La nómina de los mails "pinchados" entre los que se encuentran desde el propio Martín Sabbatella hasta asesores de prensa de su espacio político. También aparece el nombre de la otrora intendenta de La Matanza, Verónica Magario.

por
por

El sabbatelismo fue uno de los objetivos preferidos del gobierno de Mauricio Macri a la hora de espiar opositores, según se desprende de la denuncia presentada hoy temprano por la interventora de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Cristina Caamaño, quien advirtió que en una computadora que estaba abandonada en el organismo se detectaron un centenar de mails interceptados a periodistas, dirigentes opositores e incluso a referentes del riñón político del entonces presidente.

Una decena de las 86 personas mencionadas en la denuncia de Caamaño, presentada de manera virtual ante el fuero penal federal, pertenecen o estuvieron vinculadas a Nuevo Encuentro (NE), el espacio que conduce Martín Sabbatella, actual presidente de Acumar y ex titular de la AFSCA.

Además del propio Sabbatella, la maniobra del macrismo involucraba a Sergio Zurano, responsable nacional de Legal y Técnica de NE y uno de los exdirectores del AFSCA. “No me ha sorprendido la noticia. No hace más que ratificar que no tienen ningún límite ni escrúpulo. Han intervenido nuestros correos electrónicos sin una orden judicial debidamente justificada como la ley lo indica. Han leído los correos privados de compañeras y compañeros”, se quejó Zurano en diálogo con No Ficción.

“La ley para la derecha oligárquica nunca ha sido un obstáculo. Desde el año 1930 cuando el Procurador General de la Nación Horacio Rodríguez Larreta avaló el golpe de estado del General Uriburu, siempre han actuado así, entendiendo la Ley y la Constitución como algo que sólo los defiende a ellos, algo que sólo los demás debemos cumplir”, analizó Zurano, quien hoy acompaña a Sabbatella en Acumar. “Ahora resta esperar que el Poder Judicial cumpla el rol que la Constitución le encomienda y que haga justicia”, se esperanzó el abogado.

Otra de las espiadas fue la diputada nacional y ex legisladora porteña, Gabriela Cerrutti, quien en ese momento aún pertenecía al sabbatelismo. El diputado bonaerense y ex diputado nacional, Adrián Grana, también fue uno de los mencionados en la denuncia de Caamaño.

La lista se completa con el histórico vocero de Sabbatella y actual secretario de Comunicación de Morón, Fernando Torrillate; la referente del Frente Nacional de Mujeres de NE, Cintia Luján; la actual jefa de Gabinete del Ministerio de la Mujer, Lara González Carvajal, quien fuera también jefa de asesores de la diputada nacional Mónica Macha; el responsable de prensa de Macha, Leonardo Sabbatella; Guido Pasamonick, referente de salud de NE y ex asesor de Macha; y la economista Sol González de Cap, referente estudiantil de NE.

Magario, también pinchada

Si bien nunca perteneció al sabbatelismo, por ser una referencia en el oeste del conurbano, bien vale la mención de la ex intendenta de La Matanza y actual vicegobernadora de la provincia de Buenos Aires, Verónica Magario, quien fue una de las espiadas ilegalmente por el macrismo. Se sabe que tuvo una guerra abierta contra la ex gobernadora María Eugenia Vidal y fue una de las dirigentes que más creció en los últimos años al calor del peronismo.

Espionaje ilegal, la obsesión del macrismo

El macrismo siempre estuvo obsesionado en espiar a los propios y ajenos. Incluso, el ex presidente llegó procesado al gobierno nacional acusado de haber ordenado investigar ilegalmente a familiares de la AMIA, entre otros dirigentes opositores. En diciembre de 2015 Macri fue sobreseído, pero esta actividad continuó: a la luz de los hechos, estas tareas fueron realizadas tanto por agentes regulares de la AFI, como espías irregulares; lo cierto es que en ningún caso hubo una orden judicial que avalara la medida.

La denuncia de Caamaño apunta al ex jefe de los espías y amigo personal de Macri, Gustavo Arribas, quien no podía desconocer lo que se hacía en el organismo. En su escrito, la interventora explica que en el marco de la intervención decretada por el presidente Alberto Fernández, “se procedió al análisis de rutina de distintos soportes tecnológicos utilizados en áreas sensibles de esta agencia”, siendo que en un disco rígido marca Western Digital “se encontraron rastros digitales que dan cuenta de la conexión de dispositivos externos a este disco en los que se almacenaba información de inteligencia sobre personas vinculadas a la actividad política de nuestro país, periodistas, dirigentes, fuerzas policiales, entre otros”.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: