De la UNSAM a la Selección, el camino de Titi Melgarejo: “Me siento privilegiada”

Vive en José León Suárez y es titular en River, con 20 años.

por
por

Si querés recibir las noticias del oeste en tu celular o enviar tu comentario, entrá a nuestro Whatsapp. También a InstagramTwitter y Facebook.

Stephanie “Titi” Melgarejo es lateral derecha, y titular en River y la selección argentina Sub 20. Es también egresada de la Escuela Secundaria Técnica de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM) y vive con su familia en el barrio Independencia, en José León Suárez.

Titi Melgarejo empezó a jugar al fútbol con uno de sus cinco hermanos: “Él entrenaba en el Malvinas, un club del barrio, y era uno de los mejores. Yo me sorprendía de cómo hacía goles, la pisaba y jugaba”, recordó en una reciente entrevista cedida a la web de la UNSAM.

La Escuela Secundaria Técnica nació en 2014 por la iniciativa conjunta de la UNSAM, las organizaciones sociales que trabajan en los barrios del Área Reconquista y el Ministerio de Educación de la Nación por medio del Programa de Creación de Nuevas Escuelas Secundarias con Universidades Nacionales. El establecimiento tiene modalidad de doble jornada, pero Titi tenía permitido irse a la tarde a entrenar.

“Como yo me iba temprano, en la parte de cocina siempre me hacían una vianda aparte. Podía comer un toque antes para ir a entrenar. Siempre me sentí muy bien en la escuela. Ellos te ofrecían amor y vos también te esforzabas porque tenías las posibilidades. La escuela era mi casa”, aseguró.

Titi egresó en 2019. Hoy, siendo jugadora de primera división y estudiante del Profesorado en Educación Física en River, sigue en contacto con la escuela.

En 2016, Titi entrenó y jugó como delantera en el equipo de futsal de River, al que accedió luego de pasar una prueba. Cuando pasó a cancha de 11, la cosa se complicó: “Yo no pegaba una porque nunca había jugado en cancha grande. De todas las 9 que había en la prueba, yo era la peor y no me fue bien”, reconoció.

Esa crisis significó un cambio paradigmático para ella. “Me probé de central, de 2, y ahí me fue mucho mejor”. Ya como parte del plantel de las inferiores de River, pasó a los pocos meses al lateral derecho, donde se quedó. Al poco tiempo, logró convertirse en la 4 titular y luego fue convocada para el seleccionado argentino sub 17. “Me sentí muy bendecida por Dios porque yo no lo esperaba y siempre me sorprendió”.

Titi Melgarejo destacó el crecimiento que tuvo el fútbol femenino en los últimos años, pero advirtió que falta mucho camino por recorrer: “Creo que falta que crezca más, pero de a poco se van dando las cosas. No lo voy a comparar con el masculino porque es totalmente diferente en sueldo, herramientas, lugar de entrenamiento, vestuario, es todo diferente. Pero creo que de a poco se va mejorando cada situación que se nos presenta”.

“Si pagás alquiler, si tenés que pagar la comida, el viaje o tenés hijos, no podés vivir del fútbol. Es así. Yo tengo la suerte de que vivo en mi casa con mi familia, la comida me la da el club y no gasto en transporte. Vivo de eso. Pero si tenés que vivir sola, no podés vivir del fútbol femenino. Tengo una compañera que es policía, una que tiene una verdulería, otras que es veterinaria. Hay muchas que trabajan y son jugadoras”, evaluó.

“El fútbol es lo que me hace feliz. Algo que se enciende apenas me despierto a la mañana. No diría que es todo, porque en realidad no llena todo mi corazón, pero sí una parte de él. Es eso que cuando no lo practico me falta, eso que necesito hacer para sentirme bien”, concluyó.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: