Va a juicio el Caso de Octavio Migueles, el joven que murió intoxicado con thinner en una fábrica en Laferrere

El encargado y el dueño de la fábrica serán sometidos a un debate oral acusados de homicidio culposo.

por
por

Si querés recibir las noticias del oeste en tu celular o enviar tu comentario, entrá a nuestro Whatsapp. También a InstagramTwitter y Facebook.

Octavio Migueles tenía 20 años cuando murió el 2 de junio de 2021, luego de que le ordenaran pintar con thinner dentro de un tanque y sin darle la protección adecuada. A partir de ese momento, su familia realizó movilizaciones en reclamo de Justicia y logró que el caso llegue a juicio.

Según se informó, el juzgado de Garantías N° 1 dio lugar al pedido del fiscal Matías Folino, de elevar a juicio oral por homicidio culposo la causa contra José Martin Almaraz y Juan Martin Alegre, el encargado y el dueño, respectivamente, de la fábrica Somartex ubicada en Gregorio de Laferrere, partido de La Matanza, donde sucedió la trágica muerte.

De acuerdo a la reconstrucción por parte de los investigadores, al momento del hecho, Octavio estaba junto a Nahuel, otro compañero de trabajo, a quienes les habían ordenado pintar el interior de un tambor recostado que tiene una capacidad de unos 500 mililitros al cual se accedía solo por la parte superior, donde a lo sumo cabía una persona y media.

“El chico que sobrevivió fue el último que había entrado a pintar. Se descompensó y ahí fue a socorrerlo la víctima fatal, quien también se desmayó al querer sacar al otro joven para lo cual debe haber hecho un esfuerzo sobrehumano”, subrayó uno de los investigadores a No Ficción Web hace un año atrás.

De acuerdo con la autopsia, Octavio falleció por asfixia por inhalación de humo, quemaduras graves y compromiso de vías aéreas. “Entraban de a uno al tanque a pintar y salían a descansar. Los trabajadores ingresaban por arriba, y habían puesto una escalera para descender al interior del tambor con lo cual el acceso se angostaba aún más”, añadieron oportunamente los voceros consultados, que precisaron: “Fue un proceso lento. Ambos se habían empezado a sentir mal y le dijeron al encargado o capataz de la fábrica lo que les estaba pasado, pero éste le restó importancia”.

Nahuel estuvo varios días en coma y sobrevivió. Octavio, quien había logrado rescatarlo, se llevó la peor parte.

Foto: La Izquierda Diario

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp

En esta nota se habla de: