Ciudad Evita: un nene de 12 años fue atacado a tiros cuando regresaba del colegio

Los sospechosos se dieron a la fuga sin robarle sus pertenencias, por lo que se investiga el móvil del ataque.

por
por

Si querés recibir las noticias del oeste en tu celular o enviar tu comentario, entrá a nuestro Whatsapp. También a InstagramTwitter y Facebook.

Un nene de 12 años fue baleado en la cara por un grupo de delincuentes que, se sospecha, intentaron robarle la mochila este martes a la tarde en Ciudad Evita, partido de La Matanza. A pesar de que no se llevaron nada, el chico permanece internado en grave estado.

En ese marco, su mamá, Natalia, contó cómo se enteró de la tragedia: “Me llamó y me dijo mamá me pegaron un tiro”. En cuanto al supuesto robo, la mujer confirmó que “no se llevaron nada” y que simplemente “le tiraron a matar”.

Según reconstruyeron los investigadores, el nene fue abordado por al menos dos jóvenes que terminaron disparándole en la cara y huyendo del lugar. Fuentes policiales consultadas por Infobae precisaron que el hecho ocurrió en el cruce de la avenida Eva Perón y Maracaná, cerca de las 17:30.

Debido a la demora en el arribo de una ambulancia, la víctima fue trasladada al Hospital Ballestrini en un vehículo particular. Ingresó consciente al centro de salud y se le realizaron los estudios de rigor, mediante los cuales los médicos de turno constataron que se encontraba fuera de peligro a pesar de una herida de bala que sufrió en el pómulo derecho.

Le dieron un disparo debajo del ojo con salida por debajo de la oreja izquierda. Estamos destrozados igualmente, no hay palabras ni razón en todo esto. Él está en terapia con cuidados intensivos por posibles complicaciones”, contó Natalia en redes sociales.

Mariana Soledad Ríos, una testigo del ataque, precisó que el menor caminaba por la vereda cuando dos jóvenes -de entre 18 y 20 años- que se desplazaban en el mismo sentido, lo abordaron desde atrás y le dispararon. Acto seguido, según el testimonio de la mujer, los sospechosos se dieron a la fuga sin robarle ninguna pertenencia al niño. Por este motivo, los investigadores no tienen claro el móvil del ataque.

Jesica, empleada de una pollería cercana al lugar de los hechos, habló hoy con TN y contó: “Yo salí y veo como que le sangra el ojo, se apoya contra una pared y empieza a largar sangre por la boca”. Ante esa situación, la vecina utilizó un delantal que tenía consigo para tapar el orificio de bala y detener el sangrado del chico. “Él estaba hablando con su mamá y le dijo ‘mamá, me pegaron un tiro, estoy en el chino’”, explicó la comerciante.

Mientras intentaba detener el sangrado, Jesica le consultó al niño si conocía a sus atacantes, y él le respondió que no. “Me dice ‘venía caminando y me dieron un tiro, nada más’”.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp

En esta nota se habla de: