Cayó en Morón: orquestó un asesinato en Venezuela que le costó la vida a un hombre por error

Vivió en Morón y en Hurlingham, donde trabajó en dos empresas de seguridad.

por
por

Si querés recibir las noticias del oeste en tu celular o enviar tu comentario, entrá a nuestro Whatsapp. También a InstagramTwitter y Facebook.

El 14 de junio de 2019, dos ex funcionarios de la Policía Municipal de Zamora, padre e hijo, asesinaron a Freider Edgardo Gómez Pérez, supervisor de informática de la empresa Petróleos de Venezuela Sociedad Anónima (Pdvsa). La víctima fue fusilada en la puerta de la casa de la madre, a quien llevaba unos medicamentos, en un complejo residencial de la ciudad de Caracas, Venezuela.

Los sicarios fueron identificados como Raúl Linares Uribe y Marco Antonio Linares Moreno, quienes según la investigación de la policía venezolana actuaron bajo las órdenes de Deivinson Jesús Linares Moreno y Jhonnie Ismael Perdigón Jiménez.

El supervisor fue asesinado por error. Las investigaciones arrojaron que Deivinson Jesús Linares Moreno había sido contactado por su suegro, Jhonnie Ismael Perdigón Jiménez. El objetivo de Perdigón era asesinar a un hombre identificado como Edward, quien había robado en algunas oportunidades aquel complejo residencial.

Perdigón le dijo a Deivinson que buscara a dos personas para matarlo y él encomendó la tarea a su papá, Raúl Linares Uribe y a su hermano, Marco Antonio Linares Moreno. El problema fue que ni ninguno de los dos conocía a Edward, quien supuestamente estaría en un auto de similares características al usado por Gómez Pérez, a quien la confusión le costó la vida.

Raúl se encontraba detenido en Caracas por aquel entonces. Se fugó para asesinar, fue capturado e intentó volver a fugarse, sin suerte. El arma que mató a Gómez Pérez fue la de Marco.

UN ASESINATO ORQUESTADO DESDE EL OESTE

Jhonnie Perdigón ya vivía por aquel entonces en Argentina. Tiene 54 años y tuvo domicilio en Hurlingham. Desde 2016, trabajó en dos empresas de seguridad privada. Más tarde, se mudó con su esposa a Morón, donde trabajó como chofer de autos. Así, fue en el Oeste desde donde Perdigón orquestó el erróneo asesinato.

Fue en Morón donde lo identificaron y arrestaron agentes de la Interpol, por homicidio con alevosía. Según publicó Infobae, el yerno de Perdigón no tiene pedido de captura y también se encuentra en Argentina.

El Juzgado Federal N°1 de Morón quedó a cargo de la extradición, la cual parece no será sencilla, ante la ausencia de un tratado bilateral específico con el gobierno de Nicolás Maduro.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: