Casi la mitad de los secuestros extorsivos de la provincia fueron en zona oeste

El dato se deprende de un informe del Ministerio Público Fiscal. Las zonas rojas del conurbano y las cifras municipio por municipio, en esta nota.

por
por

Capturas de vecinos que vuelven de trabajar, fueron a comprar o simplemente salieron a dar un vuelta. La Unidad Fiscal Especializada en Secuestros Extorsivos (UFESE) acaba de publicar las cifras de estos delitos perpetrados en el país entre junio de 2016 y el mismo mes del 2019. Y hay un dato alarmante: casi la mitad de los secuestros extorsivos de la provincia fuero perpetrados en la en la zona oeste.

El informe de Gestión de la UFESE destaca que en los últimos dos años esta modalidad delictiva disminuyó tanto a nivel nacional como provincial. Sin embargo, hay zonas que se consolidaron como focos calientes. Como era de esperar los barrios más habitados son donde más se dieron las capturas, los pedidos de recompensa y posterior rescate.

Entre los municipios de Moreno, Merlo, Morón, Hurligham, Ituzaingó, La Matanza y Tres de Febrero se detectaron en los últimos tres años un total de 158 secuestros extorsivos. La cifra equivale al 46% del total de estos delitos cometidos en toda la Provincia de Buenos Aires (345 investigaciones). Los números confirman que casi la mitad de los secuestros extorsivos de la provincia fueron en zona oeste.

Los municipios con más secuestros extorsivos

La Matanza, con 37 casos, es el distrito con más hechos de este tipo del oeste en los últimos tres años. Le sigue el partido de Morón con 29 capturas de ciudadanos. El municipio de Ituzaingó completa el podio, con 25 delitos detectados de este tipo.

Tres de Febrero es otra de las zonas que figuran entre las que más han sido protagonistas con un total de 21 secuestros extorsivos. Le sigue el partido de Moreno con 15 capturas, el municipio de Merlo con 12 y, por último, Hurlingham con 6.

Las ciudades calientes de la zona oeste

Si se pone la lupa sobre las ciudades que fueron escenario de estos delitos, Ituzaingó Centro pica en punta con 20 casos. Le sigue la localidad de Castelar con 17 de los secuestros extorsivos en la provincia investigados en estos tres años. En tercer lugar quedaron las ciudades de Merlo y Morón con 8 capturas en cada lado.

Las otras localidades fueron Moreno centro, con 6 secuestros, y las ciudades matanceras de Ramos Mejía, La Tablada e Isidro Casanova con 5 casos cada una. ¿Por qué estas zonas son puntos calientes?

Una de las explicaciones que encontró la UFESE es que «la modalidad del secuestro extorsivo exprés en la provincia se caracterizaba por la captura de las víctimas en puntos cercanos a autopistas o importantes avenidas». El Acceso Oeste, la Ruta 3 y la General Paz son las grandes vías de escape de los delincuentes.

En Ituzaingó, el triangulo que comprende la Av. Barcalá, José Maria Paz y Acceso Oeste ha sido territorio de varios de los secuestros. En Morón el cruce de Ruta 4 con la autopista también tuvo sus casos y, por último, Ruta 3 y General Paz en el límite de La Matanza con la Capital Federal es otra de las zonas de fuga.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: