Bajarse los sueldos: qué hacen o piensan los intendentes del oeste

A través de su cuenta de Instagram, Diego Valenzuela de Tres de Febrero anunció una baja de salarios de la planta política del municipio; su par de Morón, Lucas Ghi, se había mostrado públicamente en contra de ese tipo de medidas.

por
por

En el marco de la crisis económica que ya empieza a generar la pandemia, con especial énfasis en el conurbano, y luego de una suerte de reclamo por parte de algunos sectores de la población, el intendente de Tres de Febrero por Cambiemos, Diego Valenzuela, dio a conocer que bajará su sueldo y el de todo su gabinete convirtiéndose en el primer jefe comunal de la región en adoptar esta medida.

Lo hizo en una charla con vecinos a través de la red social Instagram y aunque no especificó cuál va a ser el porcentaje de la rebaja, la enmarcó como «un gesto» que la clase política debe hacer en los tiempos que corren.

“He decidido una baja de mi sueldo y el de los secretarios, como esfuerzo para ayudar a salir de la crisis que estamos viviendo”, dijo Valenzuela y agregó: “Es un momento difícil para todos; hay que poner el hombro, hacer esfuerzos y ser muy cuidadosos con los recursos».

Mientras que muchos intendentes de la zona prefirieron mantenerse al margen de este debate y no dar ningún paso en falso, el alcalde de Morón Lucas Ghi, decidió hacer pública su postura aunque con ciertas ambigüedades. A principios de mes en una charla radial, el conductor Dady Brieva lo consultó:

– Ante la propuesta de algunos dirigentes del espacio de contribuir bajando los sueldos ¿qué pensás?

– Yo creo que hay que defender el sueldo del laburante a como dé lugar, yo voy a extremar las medidas que tengamos en el municipio para bancar los sueldos. Esa no puede ser la variable de ajuste.

Pero las aguas en este sentido no parecen estar divididas por cuestiones partidarias. El Jefe de Gobieno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y su gabinete evitaron hablar del tema de la reducción de sueldos del sistema político pese a que el postulado surgió del núcleo de su propio partido, hoy opositor al gobierno nacional, y replicado en las redes sociales por la usina de trolls que constantemente busca desestabilizar el funcionamiento del Estado.

Por el contrario, intendentes del conurbano del Frente de Todos decidieron rebajarse o donar parte de sus salarios. Es el caso de Fernando Gray, en Esteban Echeverría, que donará el 50% de sus ingresos mensuales a entidades de bien público que estén trabajando en la lucha contra la pandemia y el peronista Gastón Granados, de Ezeiza, que decretó reducir en un 30% «los sueldos del equipo político» de la municipalidad. Lo propio harán Martín Insaurralde de Lomas de Zamora, Mariano Cascallares de Almirante Brown y Ariel Sujarchuk de Escobar.

Tanto en el norte como en el sur del Gran Buenos Aires, intendentes de Cambiemos también tomaron la iniciativa: Néstor Grindetti, en Lanús; Jaime Méndez en San Miguel y Gustavo Posse en San Isidro.

A excepción del caso de Valenzuela, en el oeste escasean este tipo de «gestos». Con el avance de la crisis ¿se revertirá?.

También podés leer: Los Albertistas de paladar amarillo

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: