Atentan contra las instalaciones de Radio Cooperativa en el Mercado Central

Las antenas de la emisora, ubicadas en el predio del Mercado Central, fueron dañadas por personas que buscan ocupar ilegalmente esas tierras. Ataque a la libertad de prensa.

por
por

Los periodistas de Radio Cooperativa (AM 770) hace un mes y medio viven un calvario. Las antenas transmisoras, situadas en un predio del Mercado Central, fueron dañadas por un grupo de personas que buscan apropiarse de los terrenos. Más allá de estos destrozos, las víctimas creen que la situación puede empeorar aún más: es que los atacantes prometieron volver y terminar de destruir las instalaciones que quedaron en pie. Detrás de esta maniobra hay un gran negocio inmobiliario.

La antena destrozada

“Tenemos este conflicto abierto desde el 3 de agosto, hace 47 días. Primero rompieron todo el alambrado perimetral, unos 150 metros. Después destruyeron los faroles, aires acondicionados y la antena”, explicó a No Ficción Martín Cigna, el presidente de la emisora.

Si bien ese espacio cuenta con consigna policial de la Bonaerense, nadie impidió los destrozos. Curiosamente, durante los tres ataques registrados, los oficiales argumentaron que se «encontraban en los baños en ese momento», recordó Cigna, quien denunció los episodios en la fiscalías de La Matanza.

Los trabajadores de Radio Cooperativa pudieron reconstruir que se trata de una mafia que opera en torno a un gran negocio inmobiliario dada la cercanía de esta zona con la feria La Salada, a unos 1.500 metros de allí.

La práctica consiste en tomar distintos espacios, sean públicos o privados, a la fuerza y revenderlos rápidamente a familias oriundas de Perú y Bolivia. Luego, estos lotes terminan convirtiéndose en talleres de ropa, por lo que los valores de los lotes están por encima del millón de pesos.

Esta información está en manos de la UFI 11 de La Matanza, a cargo del fiscal Fernando Quiroga, quien analiza la causa iniciada por Cigna. En el expediente, caratulado como “usurpación, amenazas y daños”, figuran los nombres y apellidos de quienes protagonizan estos hechos delictivos. Sin embargo, aún no trascendieron avances al respecto.

Radio Cooperativa está al aire hace 17 años y desde hace unos 10 que trasmite su señal desde este sector del Mercado Central, donde abona un canon mensual. Su presencia fue clave también para el sostenimiento del Club Social y Cultural José Hernández de Tapiales que funciona en la zona y contiene con diferentes actividades a unos 300 chicos.

«Por un lado rompieron los aparatos pero también amenazaron y golpearon a los trabajadores de la radio. Tememos que cumplan con su palabra de incendiarnos todo el lugar. No nos podemos mudar, no es fácil desinstalar todo y trasladarnos. Necesitamos que frenen esto de manera urgente», concluyó Cigna.

Ante la pasividad policial y judicial, esos terrenos hoy corren un serio riesgo de usurpación. La misma suerte se advierte para las actividades del club social y de la radio. Por ende, el derecho a la comunicación también está en peligro.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: