Asesinó a un colectivero y fingió síntomas de Covid-19 para evitar la cárcel

El asesinato ocurrió en Merlo, el último 16 de junio.

por
por

Menos de un mes transcurrió desde el brutal asesinato del colectivero Federico Rivero, en Merlo. Uno de os acusados, Jonathan Acosta (43 años), alegó tener síntomas de coronavirus y fue trasladado al hospital Eva Perón. Sin embargo, dio negativo en los dos exámenes que le fueron realizados y fue finalmente alojado en una comisaría de Merlo. Las autoridades especulan con que Acosta mintió sobre los síntomas con el fin de evitar la prisión.

Acosta fue reconocido por la viuda de Rivero e imputado en la causa por el fiscal 2 de Morón, Fernando Capello. Luego de ser trasladado al hospital, se lo mantuvo en aislamiento preventivo por 14 días, tal lo indica el protocolo. Al dar negativo el segundo test, fue alojado en la comisaría, junto al otro detenido por el caso, Sergio Ariel Armoa.

Andrea Caballero, viuda de Rivero, dijo a Télam que espera “justicia” para que su marido “pueda descansar en paz”. “Fui a la fiscalía y realicé el reconocimiento de los detenidos por fotos. Los pude reconocer y pude reconocer las pertenencias robadas que se encontraron en los allanamientos”, contó la mujer.

El asesinato de Rivero ocurrió por un disparo durante un robo, en el cual le sustrajeron el celular, encontrado en uno de los allanamientos. “Al celular llegamos porque lo rastreamos por GPS y estaba a la vuelta de mi casa. No pueden decirme que es inocente”, manifestó Caballero.

Rivero era chofer de la línea 312, de la empresa La Perlita. Luego del asalto sufrido, fue trasladado al hospital Eva Perón, pero sufrió tres paros cardíacos y murió debido a que el proyectil que lo impactó le ingresó por la axila y le afectó el corazón.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: