Ante la ola de inseguridad, la Iglesia le pide a Fernando Espinoza y a la policía “un real control del delito”

Se trata del sector encabezado por el obispado de San Justo y que incluye a las localidades del primer cordón del distrito. Exigen respuestas ante los reiterados robos. El próximo viernes a las 19 habrá una movilización en el centro de Ramos Mejía.

por
por

Si querés recibir las noticias del oeste en tu celular o enviar tu comentario, entrá a nuestro Whatsapp. También a InstagramTwitter y Facebook.

Un importante sector de la Iglesia de La Matanza, encabezada por sacerdotes de distintas localidades y el Obispado de San Justo, emitió un duro comunicado en el que le pide a las autoridades del municipio más seguridad ante los reiterados robos ocurridos desde que comenzó el 2021.

En la nota dirigida tanto al intendente, Fernando Espinoza, como a la Jefatura Departamental de La Matanza, a cargo del comisario mayor Walter Fernández Mamani, los curas expresaron: “deseamos manifestarles nuestra grave preocupación en torno a los sucesivos y violentos actos criminales que de forma habitual se están sucediendo en las jurisdicciones de nuestras respectivas parroquias”.

Publicado por Pastoral de la Comunicación de San Justo en Lunes, 22 de marzo de 2021

Los sacerdotes solicitaron “que arbitren los medios necesarios para un real control del delito al mismo tiempo que rezamos por ustedes pidiéndole al Señor los proteja en su noble tarea de dar seguridad y tranquilidad a los niños, mujeres, hombres, ancianos, familias y parroquias de nuestro barrio”.

La carta a Espinoza y las autoridades policiales lleva la firma de los curas referentes de las iglesias de Ramos Mejía, Lomas del Millón, La Tablada, Aldo Bonzi, Lomas del Mirador, Villa Insuperable, Villa Madero, Tapiales, Villa Luzuriaga, San Justo, Ciudad Evita e Isidro Casanova.

“Si bien el problema de la inseguridad no es nuevo, notamos que se ha agudizado en estos últimos meses. Prácticamente debemos acoger y escuchar historias de mujeres violentadas en la vía pública, robo a mano armada, ladrones en moto, inhibidores de puertas de autos, parroquias víctimas de actos delictivos (San Pio X, Stella Maris, Catedral, María Auxiliadora, San Alberto, San Roque IC, San Pantaleón y otras más) y hasta los penosos hechos de víctimas fatales fruto de intentos de robo”, expresaron los sacerdotes.

El municipio se vio sacudido esta semana por un violento caso de inseguridad en Ramos Mejía, donde una psicóloga social murió luego de que un delincuente intentara en la puerta de su casa, en pleno centro de la ciudad, arrebatarle su cartera, tras lo cual la arrojó al suelo provocándole fuertes golpes que luego terminaron con su fallecimiento.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: