Zabaleta quiere tierras del INTA Castelar para hacer un megaparque industrial

El proyecto del intendente de Hurlingham prevé la creación de diez mil puestos de trabajo.

por
por

Si querés recibir las noticias del oeste en tu celular o enviar tu comentario, entrá a nuestro Whatsapp. También a InstagramTwitter y Facebook.

El intendente de Hurlingham, Juan Zabaleta, visitó el viernes último al presidente Alberto Fernández, en la Quinta de Olivos. El objetivo, exponer el proyecto de un nuevo Parque Industrial que daría trabajo a diez mil personas.

La idea del jefe comunal es utilizar 100 hectáreas pertenecientes al INTA Castelar, ubicadas en el Km 17 del Camino del Buen Ayre y que, según la visión de Zabaleta, tiene “una buena y directa interconexión con puertos, aeropuertos y corredores de tránsito metropolitano”.

“Queremos desarrollar un sitio que hoy presenta amplios sectores sin urbanizar, que apunte a revitalizar un área que tiene una ubicación privilegiada, con nuevos servicios y modernas tecnologías de fabricación y distribución de productos”, señaló a Télam el jefe comunal.

Zabaleta intenta seducir a Fernández para la cesión de los terrenos por el lado de la reactivación económica y de la generación de empleos genuinos, algo que el primer mandatario busca en forma permanente. En ese sentido, el proyecto puede “generar unos diez mil puestos de trabajo permanentes, en un momento muy importante en que necesitamos potenciar la producción para volver a poner a la Argentina de pie y cumplir con lo que nos pide el presidente Fernández, que es que nos ocupemos y trabajemos siempre para la gente”, expuso Zabaleta.

“La idea es poder ofrecer puestos laborales de calidad y sustentables a una amplia franja de operarios, transportistas, personal de mantenimiento, seguridad, administrativos, gerenciales, a las personas que viven en la zona. Y esta es una de las premisas fundamentales para la elección del lugar y de los objetivos de desarrollo que tenemos para Hurlingham”, enfatizó.

A la hora de exponer los detalles del plan, el intendente resumió: El Parque tendrá “500 mil metros cuadrados de depósitos diseñados para uso logístico, industrial y tecnológico, y 20 mil metros cuadrados para oficinas”.

Además, la idea tiene una pata ambientalista. “El lugar se forestará con 15 mil plantas, entre árboles, arbustos y cubresuelos; y se reducirá al mínimo el impacto medioambiental de las actividades que se desarrollen con la reutilización de contenedores, rediseño y reciclaje de embalajes, y reducción de contaminación en el transporte de productos”.

Finalmente, Zabaleta destacó: “Los aspectos esenciales del proyecto son la reducción del uso de energía no renovables, ya que se contempla el uso de lámparas led para iluminación, y la producción de energía solar a través de paneles solares ubicados en los techos de los edificios, que a su vez permitirá bajar costos de funcionamiento”.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: