Vacunas VIP: piden que el caso de la joven de Merlo sea investigado por la justicia federal

Antonella Delmonte realizó un descargo público en el cual negó las acusaciones y denunció que fue tratada con "misoginia".

por
por

Si querés recibir las noticias del oeste en tu celular o enviar tu comentario, entrá a nuestro Whatsapp. También a InstagramTwitter y Facebook.

El caso de Antonella Delmonte, la mujer de 24 años acusada de falsificar documentación para recibir la vacuna contra el Covid-19, tuvo novedades a nivel público y judicial. La joven recibió la vacuna Sputnik V el último viernes 9 de abril, en el Hospital Provincial Héroes de Malvinas, en Merlo y desató un escándalo a nivel nacional.

Por un lado, el Fiscal Mario Ferrario pidió el jueves al Juzgado de Garantías que decline su competencia en favor del Juzgado Federal que corresponda. Hasta el momento, según pudo saber este medio, Garantías no se expidió sobre el asunto.

Por otra parte, Delmonte realizó un descargo público, en el cual negó las acusaciones y aseguró haber sido vacunada por trabajar en el sector de salud. Por ahora, el descargo fue solamente público y no en el fuero judicial.

“En los últimos días, he sido víctima de una persecución en la que lo menos grave que se me dijo fue que había cometido un ilícito. Fueron muchas las personas que, por imprudencia, utilizaron fotos mías para dañar mi imagen e inventar una historia que no es cierta”, comenzó Delmonte.

La joven acusada de haber saltado la fila para obtener una vacuna contra el Covid argumentó que fue atacada “con todo tipo de comentarios misóginos que lo único a lo que tendieron fue a dañarme por mi condición de mujer”.

Sobre su labor profesional, aseguró: “Trabajo en un consultorio médico para una profesional de la salud recepcionando al público. Para mantener mi trabajo, se me indicó que debía recibir la vacuna contra el Covid. Me inscribí para recibir la vacuna a través de la aplicación oficial de la provincia de Buenos Aires”.

En el mismo sentido, detalló: “Se me asignó un turno que me indicaba día y lugar para aplicarme la vacuna. Concurrí al vacunatorio con un certificado expedido por mi empleadora, que indicaba mi condición laboral y con la copia de mi contrato de trabajo”.

Sobre la situación judicial, apuntó: “Las pruebas se las voy a presentar a la justicia en la medida en que me sean solicitadas, ya que ese es el ámbito en el que tiene que resolverse este caso y no en la opinión pública. Mucho menos en los medios de comunicación. Es que, al dar a conocer la noticia de esa forma, se construyó sobre mí una imagen que terminó manchando mi buen nombre y honor, cuestión esta última que dará origen a distintas acciones legales que por derecho me pudieran corresponder”.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: