Un policía fue engañado en una compra virtual y lo secuestraron: un delincuente terminó muerto y otro herido

El hombre había acordado adquirir una placa de video por 2500 dólares, pero en realidad se trataba de al menos tres delincuentes que lo llevaron cautivo para robarle.

por
por

Un policía federal mató de un tiro a un delincuente e hirió de gravedad a otro cuando fue hasta la localidad de Castelar a retirar una compra que había realizado por redes sociales y dos personas lo amenazaron y obligaron a subir a un vehículo, en el que lo llevaron cautivo por varias cuadras junto a un tercer cómplice.

Los investigadores sospechan que los ladrones forman parte de una organización que en el último mes y medio realizó cuatro robos bajo la misma modalidad en las localidades de Hurlingham y Castelar, al oeste del conurbano simulando ventas de productos en sitios de internet, entre ellos Marketplace.

El hecho comenzó cerca de las 19 de este domingo en la calle Hidalgo al 1800, esquina Navarro, en la mencionada localidad del partido de Morón, donde el oficial de la Policía Federal Argentina (PFA) llegó a bordo de un remís, vestido de civil, para buscar una placa de video que había comprado por internet por 2.500 dólares.

Según dijeron las fuentes a Télam, el efectivo, perteneciente a la División Pericias Informáticas y Electrónicas, tomó el remís conducido por otro policía, en este caso bonaerense, en la localidad de Hudson y le pidió que lo llevara hasta Castelar, donde debía esperarlo hasta que retirara algo para luego regresar al punto de origen del viaje.

Al llegar al destino, los policías vieron cuando se detuvo en esa esquina una camioneta, de la que descendieron tres hombres armados que los redujeron.

Dos de los asaltantes se llevaron cautivo al efectivo de la PFA en Fiat Palio del remisero, quien también estaba de civil y fue obligado a descender del auto.

Un investigador señaló que durante su cautiverio, el efectivo fue amenazado de muerte y golpeado por uno de los delincuentes que estaba junto a él en el asiento de atrás. “Lo iban amenazando, golpeando y metiéndole las manos en los bolsillos para buscar los dólares”, aseguró a Télam una fuente judicial.

Según la pesquisa, el integrante de la PFA logró en un momento zafarse y sacó su arma reglamentaria, con la que efectuó al menos dos disparos hacia sus captores, lo que provocó que el auto chocara contra un árbol.

Efectivos de la comisaría 7ma. de Morón, quienes ya habían sido alertados del asalto, comenzaron la búsqueda del Palio, que finalmente hallaron chocado en la intersección de Zapiola y Curuchet, a unos 500 metros de donde se inició el episodio.

Los policías liberaron al federal que estaba en el asiento trasero del auto en estado de shock, dijeron las fuentes. En tanto en el asiento del conductor fue hallado gravemente herido de un tiro la parte posterior de la oreja derecha uno de los sospechosos y su cómplice con un balazo en el rostro sentado atrás junto al policía.

Tras ser rescatado del rodado, el efectivo fue asistido por una psicóloga y derivado al hospital Churruca, donde también fue atendido por un fuerte golpe en la cabeza, que se trata de establecer si fue producto del forcejeo con los delincuentes o del impacto del auto contra el árbol.

En tanto los sospechosos, identificados como Andrés Santillán , de 49 años, y Maximiliano Gómez, de 28, fueron trasladados al Hospital de Haedo, donde el primero murió. Sobre el tercer delincuente que había arribado al lugar en la camioneta, los voceros dijeron que no fue aún localizado pero es intensamente buscado.

Un investigador dijo a Télam que no se descarta que los delincuentes formen parte de una organización que en el último mes y medio realizó cuatro robos bajo el mismo modus operandi: citan a la potencial víctima para comprar o vender un producto a través de Marketplace.

“Es una nueva modalidad. En el último mes y medio ya tuvimos cuatro hechos del mismo modus operandi, que es la venta de placas de video de última generación que se utiliza para crear criptomonedas”, indicaron.

La fiscal Adriana Suárez Corripio, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 8 de Morón, ordenó que las pericias estén a cargo de Gendarmería Nacional por haber efectivos policiales involucrados en el episodio.

En el interior del Palio se encontró una pistola Beretta calibre 9 milímetros sin numeración, otra pistola Bersa del mismo calibre con numeración suprimida y una mochila con tres cargadores.

En tanto, al policía federal se le incautó su pistola reglamentaria Taurus 9 milímetros, que al igual que las otras será sometida a pericias.

La fiscal aguarda los resultados preliminares de los estudios criminalísticos para establecer la cantidad de disparos que se realizaron en el auto y si todos fueron efectuados por el policía.

También se espera el resultado de la autopsia practicada en la morgue de Lomas de Zamora al cuerpo de Santillán, quien al igual que su cómplice tenían antecedentes por distintos delitos.

La causa quedó caratulada como “robo agravado por el uso de arma de fuego y privación ilegítima de la libertad” y por el momento la fiscal no tomó temperamento hacía el policía, ya que de acuerdo a las primeras actuaciones se trató de una legítima defensa.

Por último, la representante del Ministerio Público aguarda mejoras en el estado de salud del delincuente baleado para poder tomarle declaración indagatoria.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: