Se dispararon los precios de los alquileres de tres ambientes en Ramos Mejía y Morón

Ramos Mejía está entre las cinco localidades que más sintieron el aumento en 2018. Los datos surgen de un informe privado al que accedió No Ficción Web.

por
por

Se sabe que si una familia busca alquilar un tres ambientes en la Ciudad de Buenos Aires lo va a tener difícil. Lo curioso es que ahora esa «misión imposible» se trasladó a algunas zonas del oeste y los precios reflejan esa ardua tarea. Según un estudio de Reporte Inmobiliario, al que accedió No Ficción Web, el aumento del precio por el alquiler de «un comedor y dos habitaciones» en Ramos Mejía o Morón superó al promedio de todo el conurbano.

El informe, que releva los precios de trece localidades, muestra que el alquiler de un tres ambientes aumentó en promedio un 38,76% entre diciembre de 2017 y 2018. Ramos Mejía, con un impacto del 41,32%, y Morón con subas del 39,45% rompieron esa barrera. En Haedo, la otra localidad del oeste analizada, subió un 30,61%.

Si se tiene en cuenta que en La Plata el aumento fue del 40%, se confirma que hoy sale más caro alquilar un tres ambientes en Morón, Ramos Mejía o Haedo que en la capital de la Provincia. Germán Gómez Picasso, director de Reporte Inmobiliario explicó a No Ficción Web que “la zona oeste es una de las que más aumentó los alquileres, sobre todo los 3 ambientes porque es la que más escasea en esos lados”. Sin embargo, sigue siendo más barato que en zona norte donde llegan a costar $18.000.

Ramos Mejía está entre las cinco localidades que más aumentaron en ese rubro junto con Olivos, Vicente López, Lomas de Zamora y Avellaneda. En la localidad top de La Matanza se pagaba un tres ambientes a $9.270 a fines del 2017 y terminó en diciembre del 2018 cerca de los $13.100. Caso similar al de Morón: pasaron del $9.290 a $12.955. En Haedo si bien el aumento en porcentaje fue menor, ya venía con arrastre: de $10.225 a $13.355.

En La Plata, una familia que pagaba $8.720 promedio en diciembre del 2017 terminó a fines del 2018 cerca de los $12.270, casi mil pesos menos que en Ramos Mejía y Haedo. Para Gomez Picasso el aumento de estas viviendas se debe a que “es una zona en la que se construyó poco en las últimas décadas pensando en un demandante de alquileres”. Queda claro: conseguir cocina-comedor y dos dormitorios en el oeste sale caro.

Dos ambientes, apretados pero más barato

A la inversa de lo que ocurrió con los alquileres de tres ambientes, según el informe de Reporte Inmobiliario, en las localidades analizadas de zona oeste la renta de un dos ambientes aumentó por debajo del promedio de todo el conurbano (31,65%). En este rubro, Haedo fue el territorio que picó en punta con un incremento interanual de 28,18%, ya que alquilar pasó de $7.345 en diciembre de 2017 a $9.415 a fines de 2018.

Detrás quedó Ramos Mejía, con un aumento de 25,84% ya que cocina-comedor y una habitación costaba por mes $7.700 en diciembre de 2017 y terminó el 2018 a $9.690. Y le siguió Morón, con un incremento del 23,73%: pasó de $7500 a $9280.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: