Ramos Mejía: uno de los sospechosos detenidos por el crimen del jubilado intentó despegarse del hecho

Se trata de un joven de 19 años que aseguró que no estuvo en la escena del crimen.

por
por

Uno de los dos jóvenes que fueron detenidos este fin de semana por el crimen de Rafael Indalecio Pardo, el hombre de 83 años que fue ultimado a balazos a la salida de una farmacia de Ramos Mejía por delincuentes que se movilizaban en moto e intentaron robarle el auto, se desligó del caso al asegurar que se encontraba en su casa en el momento del hecho.

Se trata de Lautaro Tejerina, de 19 años, mientras que el otro arrestado, Leandro Yardín, de 22, sindicado como quien le efectuó a Pardo el disparo mortal en la cabeza, se negó a declarar ante el fiscal Claudio Fornaro, del Departamento Judicial de La Matanza.

La Policía buscaba a otros dos sospechosos de haber participado en el cruento hecho, indicó la agencia Télam.

El homicidio de Pardo ocurrió el sábado 18 de noviembre, en horas del mediodía, en la calle Carlos Pellegrini al 400, de Ramos Mejía, en inmediaciones de la farmacia Sinni donde la víctima había comprado medicamentos.

Luego de salir del comercio, Pardo subió a su auto Peugeot 208 de color blanco y en esas circunstancias fue sorprendido por cuatro delincuentes armados que se desplazaban en dos motocicletas y que lo intimidaron para sustraerle el rodado.

En ese marco, Pardo se resistió al robo y forcejeó con los asaltantes, hasta que uno de ellos efectuó un disparo que impactó en el parietal izquierdo de la cabeza del hombre.

Tras ello, los asaltantes huyeron del lugar sin concretar el robo, tal como quedó registrado en una cámara de seguridad privada que grabó la secuencia.

Pardo quedó recostado sobre el asiento del vehículo, gravemente herido, y vecinos de la zona alertaran al 911 de lo ocurrido, arribó una ambulancia, cuyo médico constató el fallecimiento de la víctima.

En esta nota se habla de: