Quedó firme la condena a prisión perpetua a Luis Muiña, el represor del Hospital Posadas

Es por la desaparición seguida de muerte de uno de los médicos durante la Dictadura. Lo confirmó la Cámara Federal de Casación Penal.

por
por

La Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal confirmó el viernes la prisión perpetua al represor Luis Muiña, condenado por el homicidio del médico Jorge Roitman en el Hospital Posadas. Además, ordenaron que se anule su absolución por la muerte de Jacobo Chester, otro trabajador del nosocomio de Morón.

El fallo de Casación dejó firme la condena a Muiña por haber participado, como integrante del Grupo Swat, en el homicidio agravado del médico Jorge Mario Roitman, cometido en el centro clandestino de detención conocido como el El Chalet y que funcionaba en el límite de Hospital con el barrio Carlos Gardel.

Los restos de Roitman fueron encontrados e identificados en el año 2017, cuando un grupo de operarios advirtió sobre la presencia de restos óseos dentro del predio del Posadas. El Swat era una patota parapolicial que tenía base en el Hospital y de la cual Muiña era parte.

En un juicio anterior, el represor había sido condenado a la pena de 13 años de prisión por la privación ilegal de la libertad y la imposición de torturas a múltiples víctimas, entre ellas, a Roitman y Chester. Su caso tomó relevancia en el 2017 cuando la Corte Suprema le otorgó el beneficio del 2×1 basándose en la ley 24.390, que estuvo en vigencia entre 1994 y 2001, cuando Muiña estaba libre.

Sin embargo, en aquél momento el represor ya estaba en libertad por la cantidad de años que ya había cumplido en prisión. Una semana después del fallo de la Corte, tras críticas de organismos de derechos humanos y dirigentes políticos, el Congreso aprobó la ley 27632 que excluyó del beneficio a los condenados por lesa humanidad.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: